Crónica desde el dorsal: Ironman Barcelona 2014

3
La primera edición de IronMan Barcelona arrancaba en la población de Calella de la Costa y lo que en un inicio tenía que ser un sueño por momentos se convirtió en una pesadilla, finalmente todo salió según lo previsto.

El día empezaba de la peor manera posible, lloviendo, rayos, truenos y poco a poco la desmotivación se adueñaba de los participantes, a pesar del desconcierto muy pocos daban un paso atrás, 7 am apertura de zona box y bajo la intensa lluvia todos nos dirigíamos a dar los últimos retoques  a la bici y terminar de perfilar las bolsas en la zona de transición, en esos momentos ya algunos participantes retiraban sus bicis y decidían no participar, por nuestra parte aunque algo apenados seguíamos adelante ya que la organización todavía no se había pronunciado y para nosotros era básico escuchar lo que tenían que decir antes de tomar cualquier decisión. Habían comunicado en facebook que todo seguía adelante pero también queríamos oirlo en boca de dirección de carrera

Una vez ya situados en la zona de salida, en la playa y sobre la arena, la lluvia sigue cayendo al igual que los relámpagos pero aquí ya hay una decisión de la organización tomada, el evento sigue adelante, ahora ya es solo cuestión de cada uno si participar o no, se acabaron las especulaciones, este parámetro me parece importante ya que la organización bajo mi punto de vista, hizo lo correcto, espero a tomar una decisión, pero al final esta fue clara y concisa sin necesidad de generar rumores ni malos entendidos.

Con 30 minutos de retraso, el IM Barcelona por fin era una realidad, lejos quedaron los días de esfuerzo y sacrificio, tocaba disfrutar del regalo.

Sector natación sin mayores consecuencias, por remarcar algo, las rieras  habían ya desembocado en el mar y este estaba verdaderamente sucio, pero evidentemente nada achacable a la organización que poco puede hacer ante esto, T1 todo la rápida que pude y a disputar el tramo ciclista.

El sector ciclista era el que había despertado mayor expectación sobre todo a nivel de polémica en las RRSS, últimamente el “drafting” está en boca de todos al igual que el perseguirlo y acabar con él,  en este caso los preludios se confirmaron y el temido “drafting” existió, unas veces por imposibilidad de circular, algo que la marca IM debería haber tenido en cuenta y otras porque hay mucho tramposo suelto, si bien el evitarlo estaba en nuestra mano aunque creo que este tema ya es demasiado cansino como para seguir extendiéndome, el resto de la prueba ciclista no tenía mayor misterio, quizás por poner algún pero,  debería haber existido ante la posibilidad de lluvia y riada un plan de limpieza de la calzada en algunos puntos críticos ya que el paso en alguno de ellos y debido a la suciedad arrastrada por el agua invitaban al pinchazo seguro, de hecho conté bastante participante  pinchando en el mismo tramo, comprendido justo después de Llavaneres y antes de la entrada de Mataró, una zona de asfalto de unos 50mts llena de ramas, piedras y mucha arena.

Terminado el tramo ciclista T2  a toda prisa y a por el último paso  antes de cumplir un sueño, el maratón, que no es paso pequeño,4  vueltas a un circuito 50% tierra, 50% asfalto, la parte de tierra tenia algunos tramos encharcados y que además por su estrechez dificultaban el paso cuando en ellos se encontraba más de dos o tres atletas a la vez, sobre todo en los 100 mts anteriores  al cementerio de Calella, creo que para el futuro no estaría demás buscar alguna alternativa a este paso, avituallamientos bien distribuidos y en los que se podía encontrar de todo lo necesario, 42,2km de puro sufrimiento y aunque por muy  contradictorio que parezca, de pura felicidad, no hay más que ver las caras de los que cruzan la meta, nunca tanto sufrimiento marcado en un rostro, puede mostrar tanta felicidad.

Finalizado  este Ironman en Barcelona, la marca IM queda  a la espera del próximo 12 de octubre para celebrar su campeonato mundial de la distancia y dar por finalizada la temporada.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Jose Trejo

Barcelona 1973, triatleta en mi tiempo libre. Owner of my life.