La salud del triatlón español a examen

0

Con los datos por delante, analizamos la situación del triatlón en España para explicar el auge sufrido en los últimos años.

El deporte de las tres disciplinas está experimentando el mayor empuje de su historia. Triatlón es sinónimo de exigencia, perseverancia y fuerza de voluntad. Aun así, el número de aficionados va in crescendo. Muchos de los que practican habitualmente una sola de las disciplinas se lanzan a saborear las pruebas combinadas, y ya no lo dejan. Las competiciones se multiplican y las líneas de salida están cada vez más llenas.

Sin embargo, hay aspectos que habría que potenciar y que nos acercarían al nivel de excelencia que se merece el triatlón. En primer lugar, esta disciplina necesita de más repercusión mediática, más peso en los medios de comunicación, con espacios propios y compartidos donde poner en relieve los éxitos cosechados por los nuestros, que no son pocos. En segundo lugar, las federaciones e instituciones públicas tendrían que tener más recursos para apoyar a los triatletas élite y no encontrarnos casos como el de Anna Noguera y Pablo Dapena, campeones de España de larga distancia, que no tienen ingresos ni financiación con los que poder competir. En último lugar, aunque es un problema de base del deporte en general, habría que potenciar la práctica deportiva en las mujeres, los datos muestran que todavía son “pocas” las practicantes en relación con los hombres.

En este artículo abordamos el auge del triatlón desde tres perspectivas distintas. La primera de ellas hace referencia a los éxitos deportivos conseguidos por los españoles, la segunda a los beneficios asociados a la práctica del triatlón y la tercera al volumen de practicantes y competiciones de triatlón en España. Con este (tri) enfoque intento dar sentido y explicar la evolución sufrida por nuestro deporte en los últimos años.

España potencia mundial


Lo digo y lo afirmo. Somos potencia mundial. Para empezar, el mejor triatleta de la historia es español. Javier Gómez Noya acumula más títulos que la Casa de Alba. Entre sus hazañas y a modo de resumen encontramos cinco Campeonatos del Mundo ITU (2008, 2010, 2013, 2014, 2015), dos Campeonatos del Mundo IRONMAN 70.3 (2014, 2017), un Campeonato del Mundo XTERRA (2012), cuatro Campeonatos de Europa de Triatlón (2007, 2009, 2012, 2016), un Campeonato de Europa de Media Distancia (2013) y una plata olímpica en Londres 2012.  Y los que quedan.

Foto: Delly Carr

Pero no es el unico. Ahora es el turno de otro referente en la distancia olímpica. Mario Mola acumula dos Campeonatos del Mundo de triatlón (2016, 2017), además de victorias en Copas Panamericanas, Copas de Europas y Copas del Mundo. Con dos participaciones en Juegos Olímpicos tiene como gran objetivo una medalla en Tokio 2020.

Y seguimos con otro grande. El “ANIMAL” Raña, pionero del triatlón español, también tiene un palmarés envidiable. Donde destacan dos Campeonatos de Europa (2002, 2003), un Campeonato del Mundo (2002) y dos diplomas olímpicos en Sídney 2000 y Pekín 2008. Además,  cuenta con Copas del Mundo y triatlones por todo el planeta y desde haces unos años centra su esfuerzo en la larga distancia. Modalidad en la que va engrosando su palmarés y en la que es un asiduo en el Campeonato del Mundo IRONMAN de Hawaii, con un sexto puesto en 2013 como mejor posición final.

Ahora es el turno de Eneko Llanos. El vasco cuenta con un Campeonato del Mundo de Larga Distancia (2003), tres Campeonatos del Mundo XTERRA (2003, 2004, 2009), un Campeonato de Europa IRONMAN (2013) y un Campeonato de Europa de Larga Distancia ITU (2010). Pero no es todo. Ha logrado clasificarse para 12 Campeonatos del Mundo IRONMAN y cuenta en su haber con muchas victorias y podios de su circuito de competiciones. El “kaiser” es un auténtico fenómeno.

Estos cuatro ejemplos son solo unos pocos del total de triatletas TOP que tiene nuestro país. Pero hay más, muchos más. No puedo dejar de nombrar a triatletas tan ilustres como Rubén Ruzafa, Fernando Alarza, Chente Hernández, Marcel Zamora, Saleta Castro, Uxío Abuín, Gurutze Frades, Miriam Casillas, Anna Noguera, Pablo Dapena, Miquel Blanchart, Carolina Routier, Ainhoa Murua, Antonio Serrat, Emilio Martín, Sara Loehr y así un largo etc.

Sin duda alguna, sus logros han motivado a mucha gente a empezar con una vida activa y saludable en torno al triatlón. ¡Qué suerte tenemos!

Aspectos saludables del triatlón


El triatlón es un deporte, que como bien sabéis, se basa en la práctica de tres disciplinas distintas en la misma competición. Natación, ciclismo y carrera a pie. Todas ellas con base aeróbica, lo que implica el aumento de la capacidad cardíaca y pulmonar, el descenso de la tensión arterial, la disminución del tejido adiposo y el control del peso y la prevención de la osteoporosis y la artritis, entre otros muchos beneficios.

Además, la práctica de actividad física nos ayuda a controlar el estrés, regular las horas de sueño, estar más tranquilos y en definitiva a mejorar nuestro bienestar en el día a día. Sin olvidar, el aspecto social del triatlón. Acepto que casi siempre es un deporte individual pero las características y la exigencia de los entrenamientos condiciona la búsqueda de compañeros de fatigas con los que compartir nuestras experiencias. De esta manera, el triatlón es el vehículo perfecto para conocer gente nueva y adentrarse en el mundo de los clubes y las competiciones populares.

Todo esto implica que mucha gente se haya visto atraída hacía el triatlón y las pruebas combinadas. La mayoría con el afán de mejorar su salud, sentirse mejor, socializarse y superarse en las competiciones. Pero, ¿Cuánta gente? Lo explicamos en el siguiente punto.

Aumento de practicantes y de competiciones dentro de nuestras fronteras


Los primeros registros que encontramos son del año 1989 y por aquel entonces tan solo había 795 licencias federativas en toda España. En el año 2000 el número de licencias se multiplicaba por cuatro para situarse en 4210. Pero este siglo ha supuesto la explosión del triatlón y en el año 2016 se han llegado a contabilizar 27.760 licencias, 22840 de hombres y 4920 de mujeres, aglutinadas en un total de 1038 clubes. Todo esto sin contar a todas aquellas personas que practican triatlón, compiten, incluso forman parte de un club, pero no están federadas.

Si nos fijamos en la distribución de licencias por comunidades autónomas encontramos que Madrid lidera en solitario la clasificación con 4331, en segundo lugar, Andalucía con 3780 y muy de cerca la Comunidad Valenciana con 3723. Por el contrario, las federaciones con menos licencias en vigor son La Rioja con 159, Astúrias con 465 y Cantabria con 485.

Por último, veamos el número de competiciones que tienen en el calendarios algunas de las federaciones. En este caso, la andaluza se volvería a llevar el gato al agua con un calendario con hasta 152 competiciones, seguida de la valenciana con 97 competiciones y de la madrileña, con clara desventaja por disponer de menos medios acuáticos, que contempla un total de 44 competiciones en su calendario. Un gran número de pruebas en las que poder disfrutar de nuestro deporte desde distancias supersprint a competiciones de larga distancia. Tener este abanico de posibilidades acerca el mundo de la competición al triatleta popular. Más facilidades, más practicantes.

En definitiva, podemos concluir que el triatlón español goza de una excelente salud. Grandes campeones en todas las distancias y modalidades, un aumento exponencial del número de licencias federativas, clubes y competiciones, y un deporte saludable tanto desde un punto de vista físico, como mental y social. ¿Quién da más?

Fuente: Memoria 2016 del Consejo Superior Deportes

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Lluís Navarro Fenollar

Lluís Navarro Fenollar. València, 1989. Docente de Educación Física y Máster en investigación en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador de natación por la FNCV. Triatleta popular, maratoniano y amante del periodismo deportivo.