Recuperar la motivación en pretemporada en 5 pasos

0

Se acabó la temporada de triatlones, pero el calendario deportivo sigue en marcha. Carreras, marchas ciclistas y antes de lo que piensas los duatlones. ¿Pusiste un fin? O ¿Sigues una tras otra como si tuvieras pilas Duracel?

Efectivamente ahora llega el momento de recuperar, unos días o semanas de descanso físico y psicológico para volver con fuerza, analizar lo sucedido y cargarte de motivación.

Después de las horas dedicadas, el hábito creado de entrenos, dieta, horarios, ocio, etc. enfocados al triatlón, a nuestros objetivos, parece que nos queda un vacío. Puede también que te notes de bajón, sobretodo si finalizaste con mucha euforia.

¿Cómo arrancar de nuevo?

  • Primero prémiate con descanso y haz un parón real. Te has acostumbrado a una rutina, sal de tu zona de confort y cámbiala por un tiempo, podrás ver las cosas desde otro punto de vista, valorar y buscar significado a lo que haces. Momento para salir, darte un masaje relajante, recuperar horas de sueño, etc. Después de unos días “obligándote” a no entrenar es posible que empieces a sentir inquietud y te entren ganas de empezar.
  • Haz un balance de tu trayectoria, cómo ha sido la experiencia, qué has conseguido y qué te ha faltado. Lo positivo te dará ganas de volver a repetirlo y poder mejorarlo. Lo que crees “negativo”, te da pistas para hacer cambios y modificar expectativas. Todavía puedes seguir superándote!
  • Recopila todo aquello que crees que necesitas para empezar de nuevo, teniendo en cuenta qué quieres mantener, qué quieres mejorar, qué quieres cambiar. Es momento para buscar recursos y nuevas oportunidades. Manos a la obra!
  • Observa la corriente y empieza a encender el fuego. Fíjate a qué se está apuntando la gente, a qué grupos te apetece unirte, piensa en tus preferencias y empieza a buscar información de aquello que te guste. Busca eventos en los que introducirte, carteles y videos de pruebas. No tomes decisiones precipitadas, tan sólo deja que tu mente vuele.
  • Ahora sí, empieza a planificar el calendario. Es necesario que la temporada tenga un inicio y final delimitados, poner fecha de caducidad nos ayudará a concretar más los pasos y objetivos, además de tomar conciencia de que no es algo perpetuo, todo el esfuerzo dedicado tiene un fin. Fíjate en pruebas que te gusten, novedosas,  que sean viables en función de tus recursos, que puedas ir en compañía, en fin, que te motiven. No tiene por qué ser una planificación rígida, simplemente tener una ligera idea de a qué apuntar y hasta cuándo.

Ya tienes todos los ingredientes para arrancar de nuevo y con las pilas cargadas. ¿A qué esperas?

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Raquel del Águila

Raquel del Águila, 1986. Licenciada en psicología por la UAB y coach especializada en deporte. Monitora deportiva y triatleta de media y larga distancia.