Víctor del Corral: “Los profesionales competimos por vocación y no por dinero”

0

Sentamos en el sillón de los entrevistados al triatleta INVERSE Víctor del Corral, que nos cuenta entre muchas otras cosas, los problemas y dificultades con los que lidian la mayoría de triatletas élite de larga distancia.

https://goo.gl/7cv9fE

Repasamos la temporada pasada con el duatleta y triatleta élite Víctor del Corral, en un año donde el veterano deportista busca reencontrarse con la competitividad que siempre le ha caracterizado. La temporada que finaliza no ha ido todo lo bien que él quisiera pero aun así ha logrado dos segundos puestos en el Natureman y el Triathlon Vitoria-Gasteiz, dos quintos en el IRONMAN Francia Embrunman y ser subcampeón de España de Duatlón de larga distancia en Orihuela, entre otros.

Imagino que no ha sido tu mejor año pero creo que a los lectores les interesa saber lo positivo, así que… ¿qué te ha enseñado la temporada 2017?

Está claro que ha no ha sido el mejor año pero yo creo que al final el balance no ha sido tan negativo. Lo más positivo ha sido enseñarme a ir toda la temporada de menos a más, en progresión. Me quedo con que he ido mejorando, con cada vez sensaciones mejores y aunque no he tenido los resultados que hubiese querido, sobretodo en Arizona, por lo menos no he acabado lesionado. Creo que es algo que se agradece y que hacía unos años que no podía disfrutar. En todas las carreras aprendes algo y este año creo que he aprendido algunas cosas que me funcionan mejor o que tengo que hacer de manera diferente. En definitiva he aprendido a escuchar y a entender un poquito más el funcionamiento de mi cuerpo. El año que viene comprobaremos si ha sido así o no.

Todos sabemos lo importante que es para los triatletas de larga distancias clasificarse para el IRONMAN Hawaii pero… ¿económicamente se nota mucho no estar en la meca?

Ya hemos visto que han cambiado el sistema de clasificación. Con ese sistema yo el año pasado, el 2016, hubiese estado clasificado ganando el IRONMAN de Niza. Creo que era algo que se necesitaba, era una locura. Por otra parte, económicamente es más un gasto que una recompensa para la mayoría de los triatletas que compiten en Hawaii. Quizás los 8 o 10 primeros  pueden sacar algún beneficio económico directo o indirecto durante el año o las temporadas siguientes, pero lo cierto es que al final los gastos son muy elevados, con muchos días de estancia en un lugar que es caro. Es difícil sacar beneficio a esa inversión. Al final es lo de siempre los contratos son pequeños y nunca cubren o superan los gastos. A parte de la inversión previa que tengas que hacer para llegar a Hawaii. Es mi manera de verlo, el problema de este deporte es que los profesionales competimos por vocación y no por negocio y el dinero queda en segundo término, tan en segundo término que las propias marcas se aprovechan de eso y entienden que competimos a cualquier precio.

Hace unos meses decidiste prescindir de entrenador para prepararte por tu cuenta. No es algo habitual pero otros grandes como tu amigo Marcel Zamora ya han funcionado de esta manera. ¿Por qué tomas la decisión y cuáles son los cambios más notables de entrenarte a ti mismo?

Bueno no solo Marcel Zamora, también Eneko Llanos, Iván Raña, y algunos cuantos más.  Yo pienso que con cada uno de los entrenadores que he tenido he hecho cosas que me han funcionado muy bien. Además, siempre he tenido ganas de unir lo que me ha ido bien con cada uno de ellos, pero haciéndolo a mi manera. Veo que el ciclo como deportista de alto nivel, profesional, se acaba y no me quería quedar con las ganas de haberlo probado. Llegó un momento en que le dije a Álvaro que me apetecía al acabar Embrunman probar a entrenarme por mi cuenta hasta el IRONMAN Arizona. Más o menos yo creo que lo puedo llevar bien. Por otro lado, el hándicap más importante es tener los objetivos claros y planificar la temporada con la suficiente antelación. Me requiere algo más de tiempo, obviamente. En relación a las diferencias, puede ser que trabaje más algunas cosas que posiblemente no hacía antes con Álvaro. La idea es mezclar un poco aquello que creo necesito en el entrenamiento con las ideas y la experiencia de todos los entrenadores que he tenido.

Sé que es pronto para tener claro el calendario, pero… ¿tienes algún objetivo en el horizonte que puedas compartir con nosotros?

Es pronto todavía, pero el planteamiento es empezar con pruebas cortas en la primera parte e ir hacia pruebas de larga distancia más o menos a partir del ecuador de la temporada. Tengo ganas de volver a competir en pruebas cortas y rápidas. Posiblemente, algún XTERRA, algo de duatlón, o incluso algún 10.000 a principio de temporada y luego ir centrándome en la larga distancia y en el IRONMAN. Mis objetivos principales a priori son el IRONMAN Francia y el Embrunman.

Llevas ya mucho tiempo en la élite y esperemos que te queden muchos más, pero tenemos un salto generacional muy grande tras tu retirada, la de Marcel, Eneko Llanos o Iván Raña en la larga distancia. ¿Cuáles crees que son los motivos de que no lleguen los relevos de calidad a vuestra generación?

En mi opinión los relevos están, hay gente por detrás potente y muchos corren en ITU, cuando pasen a la larga distancia lo harán sobradamente, mejor incluso de lo que lo hemos hecho nosotros. El problema es que aún son muy jóvenes y están centrados en la corta distancia, pero ya van haciendo sus pinitos, como Chente Hernandez en el Challengue de Cerdeña. No creo que no esté el relevo, sino que el relevo está todavía centrado en la corta distancia pero cuando pasen a larga habrá gente seguro.

Te has ganado el respeto de los aficionados al triatlón a base de grandes resultados y cero polémicas. ¿Es suficiente para ganarse la confianza de las marcas y patrocinadores?

Yo creo que pasa igual que con los aficionados. Para una parte sí y para otra seguramente no. De todas maneras, hasta el momento no me puedo quejar de la confianza que han depositado en mí las marcas. He tenido relaciones largas con ellas, nos hemos entendido bien y funcionado durante mucho tiempo. Pienso que me he podido ganar esa confianza, pero bueno también soy consciente que hay marcas que buscan ciertas cosas que yo no puedo darles y tanto ellos como yo hemos de seguir nuestro camino.

¿Qué significa para ti ser la imagen de una gran marca como INVERSE?

Por un lado, agradezco mucho su confianza durante toda mi carrera deportiva, llevo con ellos más de 10 años, siempre han estado a mi lado y eso es algo de agradecer. En promociones y campañas nos hemos entendido bien y hemos crecido juntos. Además, valoro la suerte de tener una marca cercana, con gente de casa, con los que poder tratar a diario y que trabajan bien y tienen ganas de conseguir un producto de calidad. Eso es lo mejor o lo más satisfactorio de trabajar con una marca. Sentirte respaldado, que te entienden e intentan todo lo que está en sus manos para conseguir lo que necesitas y además si cuentan con material de calidad como en INVERSE siempre es un incentivo.

Como hablamos, llevas mucho tiempo en la pomada pero… ¿tienes algún titular que te gustaría leer antes de retirarte?

Creo que he cubierto más o menos todo lo que quería hacer. Simplemente me gustaría volver a sentirme competitivo en todas las pruebas en las que compito. Volver a ganar un IRONMAN, un XTERRA… eso es lo que me gustaría.


Víctor del Corral ha contado esta temporada con INVERSE y CANNONDALE como patrocinadores principales y con TOMTOM, Rudy Project, COMPRESSPORT, Tri Activ Team, Progress Cycles, On Running, FINISHER, Kronosports y DMT como patrocinadores.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Lluís Navarro Fenollar

València, 1989. Docente de Educación Física y Máster en investigación en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Entrenador de natación por la FNCV. Redactor de contenidos en Triatletas en Red. Triatleta popular, maratoniano y amante del periodismo deportivo.