Crónica desde el dorsal: Extreme Man Narbonne

0
La penúltima cita de la franquicia Extreme Man dejó a muchos de los participantes la sensación de que es una prueba mejorable en muchos aspectos. Insegura en el tramo de ciclismo, escasa de servicios al cruzar la meta y con falta de miembros de la organización, Narbone debe cambiar. En definitiva, una prueba que a pesar de que tiene detalles para pulir, es acertada para competir.

Como centro de operaciones utilizamos el Hotel Oasis situado a escasos 100mts de la salida, no esperéis grandes lujos pero no es caro y cumple de sobras con las necesidades logísticas, guardar los trastos, dormir y ducharse.

Sábado a partir de las 14h recogida de dorsales y a las 17:30 brieffing, todo de lujo y nada a destacar hasta el momento, todo aparentemente perfecto, solo algo de dudas de cómo será el trafico abierto, se empieza a palpar en el ambiente que no será todo lo maravilloso que demuestra en sus explicaciones la organización, por otro lado no dejamos de mirar las banderas ya que el aire tan característico de la zona empieza a hacer acto de presencia y esto es preocupante ya que cuando aquí sopla lo hace de verdad.

Domingo 7.30 en pie, poco viento por el momento pero al llevar la vista al horizonte es cuando aparecen los problemas, una niebla espesa está cubriendo toda la costa, desde boxes no se ve el mar y eso que estamos a 75mts, la organización explica que si en breve no desaparece es posible que se deba suspender el sector de natación aunque la verdad que parecen esperanzados en que la niebla se levante ya que según nos indican es algo habitual y la verdad que acertaron,  las boyas se veían sin problema a la hora prevista, 9.30 da inicio la prueba.

La natación se lleva a cabo sin problemas, 2 vueltas una de 1000mts pie a tierra y otra de 900mts, T1 sin contratiempos y toca pedalear, en este sector fue donde creo que podían haber ocurrido desgracias, desastroso y peligroso el hecho de transitar con trafico abierto por tramos de carretera sin arcén y donde esta, a duras penas tenía un ancho de carril de 3mts,sinceramente yo pase algo de miedo en algún tramo de la misma, el 1,5mts de respeto al ciclista creo que tampoco es algo que tengan muy en cuenta los conductores franceses, en este segmento sin duda un suspenso grande para la organización además para acabarlo de adornar al inicio de la segunda vuelta el viento hace acto de presencia y ya no nos abandonará hasta la T2, por suerte no lo hace de manera muy violenta.

Transición sin problemas y a por el sector que más me gusta, la carrera a pie, la verdad que la bici no me ha ido mal y decido darle un poco de caña al asunto porque me veo con buenas piernas, al inicio de la segunda vuelta un sobresalto que me deja un poco tocado, mi hermano de sangre, Jordi Miranda, @jojumi87 tiene que abandonar por un dolor abdominal, más tarde el diagnóstico indica desgarro intercostal, los kms pasan y pasan y a la que me quiero dar cuenta ya estoy IN, línea de meta y 4h45min para cubrir la distancia, foto, camiseta y medalla, ¿medalla? No, no hay, la verdad que a mí no me importa, pero para quien completa su primer “FINISHER” y se queda sin este recuerdo, puedo entender que se sienta molesto, este podría ser otro punto negativo.

Una vez concluida la prueba me dirijo a la zona del triatleta y aquí sí que no se puede fallar, pero la organización lo hace, alimentación escasa, bebida caliente, no hay hielo, nadie que te ayude, en fin, un despropósito, agradecer a las pocas personas de staff que allí estaban el cómo se volcaron con nosotros, pero evidentemente los medios eran los que eran y no se podía hacer más. Emprendemos el regreso a casa con la sensación de haber participado en una prueba que creemos mejorable.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Jose Trejo

Barcelona 1973, triatleta en mi tiempo libre. Owner of my life.