Advertisement

Crónica desde el dorsal: Vitoria Gasteiz 2015

0
Primero de todo me gustaría agradecer a toda la ciudad de Vitoria sus gran motivación por el  triatlón y el sentimiento que ponen. Es una afición de 10 que se vuelca durante todo el fin de semana, desde el personal del hotel hasta gente que te ayuda por la calle de la manera más desinteresada, de verdad y de todo corazón mi máximo reconocimiento y agradecimiento por este Vitoria Gasteiz 2015

A priori uno puede pensar que es un triatlón complicado por su infraestructura, ya que la T1 y T2 están a kms de distancia, por ende también la salida de la llegada pero la verdad que esta todo controlado al milímetro.

Sábado por la mañana a primera hora era el momento del brieffing, bien organizado en varias tandas aunque coincidimos muchos triatletas a la misma hora y todo se descontroló un poco. De todas formas nada que no tenga solución y que rápidamente quedó resuelto, a la salida del mismo tocaba recojer dorsales en pleno corazón de la ciudad  junto a la Expo de la prueba, recogida rápida y ágil y de aquí camino al hotel para preparar todo el material.

El pack del triatleta es muy completo, a parte de los ya normales regalos entre ellos una mochila muy útil, toda la información correspondiente a la prueba, desde salidas de autocares hacia la T1, emplazamiento de los hoteles concertados por la organización, plano de la ciudad, situación de los lugares relacionados con la prueba, etc… por otro lado las bolsas de cada sector para dejar las pertenencias, pulsera entrada al recinto, dorsales, gorro y chip. Todo controlado .para arrancar el Vitoria Gasteiz 2015

Con todo en su sitio partimos desde Vitoria hacia el lago de Landa. En nuestro caso nos desplazamos en coche, fácil acceso y un vez allí a pasar el pertinente control, casco, bicicleta, gorro natación y en mi caso, horror, había perdido el gorro pero pero los jueces tenían de repuesto así que un poco de rotulador y al lío. Una vez que todo ya estaba en su gancho correspondiente, solo nos quedaba volver a Vitoria para dejar la bolsa de run en la T2, la verdad que el horario para acceder a los recintos es bastante amplio y esto se agradece ya que es un estrés menos con el que contar, con todo terminado ya solo nos falta el bocinazo de salida.

vitoria gasteiz 2015El día de la prueba los hoteles concertados abren el comedor a las 5AM lo que facilita mucho el desayuno y da mucha tranquilidad en un día ya de por si complicado, los autocares que nos han de trasladar a la salida están en el sitio a la hora indicada, precisión suiza en territorio vasco, así que todo marcha sobre ruedas, por poner un pero, solo decir que los autocares que salen a las 5:30h te dejan en el lugar de salida 2h antes de la prueba y la verdad que es demasiado tiempo si amanece un día como el que nos tocó, de lluvia y algo de frio, pero en fin podemos entender que trasladar a más de dos mil atletas y acompañantes requiere unos mínimos de tiempo y no hay más solución que ésta.

Bocinazo de salida y a nadar, todo transcurre tranquilo salen 2060mts algo que es normal ya que con los zigzags suele pasar, nadar en el lago resulta tranquilo y fácil si bien no exento de golpes ya que no hay olas y fue un poco salida para warriors, T1 algo larga, ya que desde la bolsa hasta la bike tengo unos 200mts pero todo va sobre ruedas, ahora a pasar un rato de pedaleo y a buscar la T1.

 Circuito de bike rápido con mucho tobogán ( ojo porque si te cebas, en el run lo puedes pagar caro) el paisaje es espectacular, la situación de los avituallamientos bajo mi punto de vista acertada, situado al final de una buena rampa lo que facilita que los triatletas hayan decelerado su velocidad y resulte más fácil la toma de bidones, barritas o geles. Sí que me gustaría matizar que durante algunos kms el piso es bastante irregular y costaba ir acoplado aunque  por suerte fueron muy pocos.

La entrada y el desmonte en la T1 es de “PRO” ya que los voluntarios te recogen la bici y te sientes como un verdadero profesional del triatlón, esto es puntazo a favor, si bien durante algún rato no paré de preguntarme si al final de la prueba sería fácil localizarla 🙂 . Entrada a la carpa donde está mi bolsa con las zapas y lo necesario para afrontar el último sector y a correr, este segmento a pie ha sido el que menos me ha gustado, circuito muy, muy ratonero y que te desgasta mucho a nivel psicológico, das mil vueltas y parece que llevas demasiado corriendo cuando en realidad solo has hecho 2 o 3 kms. Si mi opinión contase revisaría el itinerario entre los kms 3 y 7 porque si pueden haber alternativas  la prueba ya rozaría lo máximo.

Con todo concluido, otra de las cosas que me ha cautivado es el ambiente de la ciudad, es triatlético 100% como ya apuntaba al inicio de esta crónica. La gente de Vitoria hace que des el máximo de ti,  en mi caso, no fue un aprueba fácil, hacía mucho tiempo que las cosas no me salían mal y la verdad que me resulto un golpe que no esperaba, quizás en algún otro lugar, no la habría acabado, pero solo pensé en que no podía desaprovechar la oportunidad de  pasar bajo ese arco de meta con todo ese público animando a muerte a más de kilómetro y medio para acabar, de verdad es indescriptible.

Por cierto, al recoger mis cosas, todo estaba controlado, bici entregada bajo previa identificación de dorsal, DNI y firma de la entrega y bolsa de natación junto con la de run en la misma carpa, enhorabuena a la organización por la logística.

Sin dudar, esta mítica prueba está grabada a fuego y pienso repetir, algún día me ha de devolver lo que me quito el pasado domingo, lo sé.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Jose Trejo

Barcelona 1973, triatleta en mi tiempo libre. Owner of my life.