Viajar para competir y alimentarse sano es posible si sabes cómo

0

¿Cómo te alimentas los días previos a la carrera si estás lejos de casa? ¿Sabes programar los horarios y las comidas? Viajar y alimentarse de forma saludable no están reñidos. Tu alimentación no debe dejarse perder porque viajes. Reunimos algunos consejos para que tomes buenas (y las mejores) decisiones nutricionales cuando viajes para disputar una prueba.

Ya sea viaje de trabajo o de ocio, pasamos bastante tiempo en los trayectos. Entre los triatletas, además, debemos sumar los viajes exprés de fin de semana para acudir a las pruebas y/o triatlones en los que competimos. Todas estas situaciones implican que comamos fuera de casa y, seguramente, durante el camino de ida o de vuelta. Tanto los días previos como el día de la carrera es importante que lo que comemos sea óptimo nutricionalmente hablando.

La realidad es que, como en muchos otros aspectos, la práctica, la planificación y la experiencia juegan un papel muy importante en la alimentación. Prepararse adecuadamente no sólo ayuda a hacer frente a las tensiones de los viajes, sino que además va a asegurarnos un buen desarrollo de los entrenamientos y de las carreras. Además, que permitirá ahorrar algo de dinero.

Planificarse las comidas


La planificación previa es la clave cuando se viaja. De entre las comidas del día, el desayuno es de lo
más fácil de hacer mal,
 ya que es muy fácil decantarse por una opción rápida y menos saludable que por una más nutritiva.


Por ejemplo, si se tiene un vuelo muy madrugador, una buena elección es llevarse el desayuno habitual de viaje para comerlo en el aeropuerto. Basándonos en los consejos del reputado nutricionista británico Nigel Mitchell, una idea puede ser: Yogur griego bajo en grasas, al que añadimos la siguiente mezcla: 100g de lino, 100g de semillas de cacao, 100g de cerezas  y 100 g de granos de pistacho.

No sólo sabe de maravilla, sino que además es nutricionalmente muy equilibrado: El yogur es ideal porque es una fuente de proteínas y de calcio, el lino es una fuente de grasas saludables Omega-3 y es un alimento de asimilación lenta. Por su parte, las semillas de cacao proporcionan sabor a auténtico chocolate y están llenos de antioxidantes, y las cerezas aportan energía a la vez que antioxidantes. Se puede preparar una vez a la semana y guardarse en un recipiente hermético para reducir la oxidación de los nutrientes y alimentos.

Comer durante el vuelo


Pasar demasiadas horas sentado, más el cambio de presión durante los vuelos largos pueden provocar retención de líquidos en las piernas. Por ello, la comida salada, habitual en los menús de las aerolíneas, no es muy recomendable porque agrava la situación mencionada. De tomar este tipo de comidas, las piernas podrían tardar días en recuperarse y dejar de lado esa pesadez.

Si hay la opción de comer o cenar mientras se está volando, la mejor elección es pedir comida baja en sal o, mejor aún, llevarse la propia comida. Para estos casos, una receta de tupper que nos puede servir es pechuga de pollo en salsa de tomate hecha en casa, acompañada por quinoa y arroz. Se puede preparar con antelación y servir al cabo de unas horas. Otro elemento clave en los vuelos largos es la hidratación. Por ello, es más que recomendable asegurarse de beber medio litro de agua cada hora aproximadamente.

Viajes por carretera


Al viajar por provincias cercanas o incluso hacia lugares más alejados dentro del país, será resultado de una buena planificación saber escoger los alimentos óptimos para las horas de viaje. En el caso de no poder preparar la propia comida, que es la opción más recomendable, otra buena idea sería detenerse en áreas de servicio que ofrezcan más variedad y posibilidades de comidas, más allá de la comida rápida.

En estos descansos encajan las ensaladas saludables, que incluyen alimentos como el salmón o el pollo, así como diferentes variedades de arroz. Para esos momentos o para llevar durante el resto de camino, los paquetes individuales de nueces sin sal y frutas se consideran unas de las mejores recomendaciones.

La comida en los hoteles


Quizá antes era más complicado encontrar opciones saludables y alejadas de las típicas  comidas de turista en los buffets. Pero cada vez más, los hoteles, sobre todo los que están en zonas o ciudades que apuestan por el turismo familiar y deportivo, ofrecen variedad de menús y comidas para todos los gustos y necesidades.

Si la carrera se disputa lejos de tu localidad y te desplazas al sitio de la prueba el día antes, será beneficioso conocer previamente las características del hotel donde te alojarás, especialmente del desayuno que se puede tomar el día D. En el caso de no disponer de esta información previa, hay más opciones, como llevarse comida conocida como instantánea que sabemos que nos sienta bien o comprarla en supermercados cercanos.  

3 consejos para alimentarse correctamente mientras se viaja

1. Organizarse

Tener los alimentos que van a necesitarse cada vez que se viaje. Seguir estas pautas fáciles van a ser de ayuda para mantener el orden alimenticio cuando se esté fuera de casa y no se caiga fácilmente en la tentación y el estrés de no saber qué comer ni dónde. Un triatleta debe estar acostumbrado a organizar un variedad de materiales cada vez que se sale de casa!

2. Evitar los bajones de azúcar

La idea es no dejar demasiado tiempo sin comer, sino alimentarse cada 2- 3 horas. Si los niveles de azúcar en la sangre se reducen y, en ese momento, aparece una tentación en forma de estación de servicio, por ejemplo, lo más probable es que se ataque a la sección de dulces y chocolates. Y luego vienen las lamentaciones. ¡Se pueden evitar!

3. Decantarse por lo fácil

Las comidas más convenientes “on the go” son las ensaladas pre-envasadas y las raciones de gachas de avena que ya vienen preparadas, así como los frutos secos o semillas o las barritas de cereales de buena calidad. No por último es menos importante: la fruta es una de las mejores opciones para comer entre horas, ya que nos aportan vitaminas, fibra y minerales, además de otros nutrientes.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Laura Jimenez

Pineda de Mar, 1992. Graduada en Periodismo por la UAB y alumna Máster en Medios, Comunicación y Cultura, por la UAB. De nadadora a triatleta.