¿Se debe competir resfriado? Te ayudamos a decidir

0

Una de las consecuencias que traen las bajas temperaturas es, de hecho, los resfriados. Una molestia en muchos casos, más que un problema, pero que puede llegar a ser un engorro. Y que puede condicionar sin duda nuestro rendimiento. Así pues, ¿Deb0 entrenar resfriado?

1. Resfriado… ¿fuerte? Obviamente, cada persona es distinta y lo que para uno puede ser un resfriado importante, para otro es tener solo “un poco de mocos”. Esa percepción es muy importante para decidir si competir resfriado ya que de ella dependerá si anteponemos la carrera a las molestias, o al revés. Y otro elemento que influirá en nuestra decisión es la importancia que tiene la competición para nosotros. ¿es una competición clave en tu temporada?

2. ¿Por qué no correr? De pruebas hay muchas. Hoy día, el calendario está lleno de competiciones cada fin de semana, así que tranquilo que no va a pasar nada si te pierdes una carrera. Valora tus sensaciones, especialmente el mismo día de la prueba, cuando te levantas. Cuando competimos o hacemos sesiones de entreno duras, la temperatura del cuerpo elevada y la tensión sobre el corazón aún agravarán tu sistema inmunológico. Piensa que, de competir, los síntomas pueden alargarse di decides competir resfriado.

3. Evalúate. Si tienes síntomas por encima del cuello, básicamente en la nariz (condensación de mocos o nariz líquida), probablemente no te impidan correr. Sin duda, va a ser una molestia continúa, pero no más que eso. Sin embargo, síntomas por debajo del cuello (pulmones, tos…) es más que probable que te obliguen a renunciar a la actividad física y mejor no competir resfriado.

Aún así, un resfriado, como otros problemas físicos, pueden variar mucho en el tiempo. Te recomendamos que cada día observes bien cuál es tu estado y si ya estás en condiciones de salir a entrenar. Somos deportistas, y sabemos lo duro que es estar parado sin poder correr. Así que aprovecha un día de buenas sensaciones para salir a probarte. Eso sí, despacio y buena letra. Recuerda que vas a ganar muy poco si te arriesgas a competir cuando no estás bien, pero sí tienes mucho a perder.

4. ¿Y cómo evitamos un resfriado? Tener algún que otro resfriado es sin duda inevitable, pero podemos tomar una serie de medidas sencillas que pueden ayudarnos a prevenir. Entre ellas, recomendamos dormir entre 6 y 8 horas de forma ininterrumpida, usar una buena higiene con las manos, comer varias piezas de fruta al día y no compartir botellas. A nivel de entrenamientos, evitar salir en momentos donde las condiciones meteorológicas son más duras. Y si lo hacemos, protegernos correctamente.

Artículo relacionado – Claves para sobrevivir al invierno

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Mataró, 1992. Graduado en Periodismo por la UAB. Atleta popular o algo parecido. Amante de los deportes y de la política. Atletismo y triatlón en vena.