Lo secretos de Gwen Jorgensen para correr mejor y más rápido

0

¿Cuantas veces vas a poder recibir los consejos del entrenador de la más rápida de la clase? Os traemos algunos consejos del mismo Jamie Turner, entrenador de la campeona del mundo Gwen Jorgensen.

1. Maximizar recursos

Muchos países presentan oportunidades fantásticas para correr sobre una gran variedad de terrenos y condiciones. No todo es correr por la ciudad, sobre asfalto. Prueba de hacerlo sobre hierba, o sobre arena en parques, o directamente en la montaña. Aumentarás tu vocabulario de ejecución. Es beneficioso para tu cuerpo (musculatura) y también para tu mente.

2. Supervisor

Tener un especialista (desde un biomecánico a un fisio) que te observe correr puede ayudarte mucho a mejorar la técnica. A veces, solo con cambiar el ángulo de la rodilla durante el aterrizaje del pie pueden producirse mejoras significativas.

3. Ritmo de zancada

Hay varios modos de medir el ritmo de zancada, ya sea con un reloj de pulsera o, por ejemplo, contando los pasos que haces en 15 segundos y multiplicándolo por cuatro. O bien, utilizar una herramienta de formación avanzada que mide la cadencia como la que tienen marcas como Garmin y Polar. El ritmo de zancada es un elemento que influye a veces decisivamente en la mejora de nuestros tiempos y resultados.

4. Libre de lesiones

En los 6 años en que Jamie ha estado con Jorgensen, la triatleta no ha sufrido ninguna lesión real. Sin duda, estar libre de lesiones es fundamental para poder obtener los resultados esperados, para poder mantener una progresión que nos lleve a una clara mejora en nuestro rendimiento. Siempre estar en contacto con profesionales de la salud es importante. No solo para curar, sino sobre todo para prevenir.

5. Elegir el entrenador adecuado

En triatlón 1+1+1 no es igual a 3. Seguramente, 1+1+1 es igual a 55. A menudo, la gente en los deportes individuales puede pensar que tienen la solución adecuada para ti. Que, por ejemplo, un entrenador de natación puede ser un perfecto maestro. Y el triatlón está formado por 3 deportes diferentes, de modo que lo mejor es trabajar con un entrenador que tenga experiencia en el trato con triatletas.

6. Variedad en el calzado

Siempre que sea posible, es bueno usar diferentes zapatillas para correr: unas para los rodajes más largos y otras para los esfuerzos más cortos y para las carreras. Siempre es difícil decir exactamente cuánto durarán nuestras zapatillas pero tener como mínimo un par de diferentes, que podamos ir alternándolas, será ideal para seguir entrenando bien y con tranquilidad.

7. Luz verde para LSD

En tu particular vocabulario, deben existir cuatro conceptos de carrera que son importantes:

  • LSD: Distancia larga y lenta (del inglés Long slow distance)
  • Tempo: Un poco más lento que tu ritmo de carrera
  • Ritmo de carrera
  • Más rápido que tu ritmo de carrera

El triatlón, especialmente en largas distancias, es un deporte de resistencia de modo que la LSD es vital. Por lo menos tienes que asegurarte que haya una sesión LSD cada semana (el resto ya dependerá de ti). Es necesaria la capacidad de generación de trabajo durante un período sostenido de tiempo.

8. Tómatelo con calma… y corre muy duro

En el caso de Jorgensen, ella corre por ejemplo 16 km fáciles un domingo. Es decir, empezará rodando a 5:30 min/km y aumentará el ritmo quizá a 4:45 min/km. Sin duda, para ella esto es fácil ya que en un triatlón corre los 5km en 16 minutos. Y, seguramente, triatletas que hacen los 5km en 22 minutos ese domingo correrán más rápido que ella en su entreno. ¿Moraleja? No te preocupes por correr más tranquilo. Corre lento… y sólido.

9. Corre a ritmo

La música es una gran herramienta para motivarte y aumentar la frecuencia de zancada. De hecho, hay aplicaciones donde puedes escuchar la música al ritmo que estás corriendo, por ejemplo de 80 spm (pasos por minuto). Utiliza la música para hacer tus entrenos más amenos y divertidos. Eso sí, recuerda que en competición no podrás llevarla encima.

10. Tómatelo con calma

Cuando aumentes tu volumen de kilómetros, sé consciente de la carga de entrenamiento que llevas encima ya que tienes dos disciplinas más para entrenar más allá de la carrera a pie. La fatiga quieras o no se va acumulando de modo que tómatelo con calma para evitar lesiones y rendir bien.

11. ¿Caminar? Sí, también

Incorporar de 30 a 60 segundos de caminar cada 5-10 minutos de correr durante los recorridos más largos puede ayudarte a concentrarte mejor en los puntos clave del entreno. Además, tendrás menos probabilidades de fatiga al día siguiente.

12. Planificación metódica

Ese entreno que tienes marcado en rojo de carrera a pie el domingo, es importante realizarlo, pero sin pasarte, que sirva para mejorar en los entrenos de la próxima semana. No nos interesa que el entreno del domingo sea tan duro que ponga en peligro el entreno del martes.

Fuente 220 triathlon

 

 

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Proyecto informativo y formativo del diario SPORT realizado por y para el triatleta popular. Especial atención al triatlón, swim, ciclismo y travesías