Advertisement

Crónica desde el dorsal: Zarauzko Triatloia 2017, “El Triatlón”

0

Si alguna vez has competido en el Triatlón de Zarauz no vas a descubrir nada nuevo si no es así prepara tu babero y tu agenda porque sin duda esta prueba y su ciudad anfitriona se ha ganado a pulso la vitola de “el mejor triatlón”.

El registro


La entrega de dorsales, ágil y rápida, en una carpa protegida de las inclemencias del tiempo y con la simpatía y eficacia propia de los voluntarios de este evento. Estos imprescindibles “seres” que nos regalan su sonrisa y su apoyo incondicional son en Zarauz, en una gran parte, los miembros del club local de triatlón capitaneados por Patricia Damian. Sin duda este aspecto ya de por sí ofrece un plus a destacar.

Mónica Baena

En la bolsa del corredor dos detalles a agradecer, una toalla de microfibra ideal para el gym y un regalazo de 2XU en forma de calcetines compresivos (vector socks) que muchos estrenamos agradablemente en el evento (ya os comentaremos en la #ZonaTest). Pero me pareció un original y útil obsequio la verdad.
En la misma carpa una expo con expositores y marcas que apoyan el evento con algunas ofertas interesantes que más de uno aprvechamos para sumar algun nuevo “gadget” al fondo de armario.

Boxes amplios y cajas individuales para no tener al mayor inconveniente en tu transición. El espacio ni la atención excelsa de organizadores y jueces no es excusa en Zarauz

La prueba


Mónica Baena

La edición 2017 será recordada por el calor, si bien no fue algo insoportable, si marcó el devenir de la prueba en la mayoría de los participantes pero el Triatlón de Zarauz es generoso hasta con el clima y la ciudad decidió ponerse a la sobra durante la parte final con una fresca brisa del norte que, a pesar de hacer la carrera a pie más lenta, creo que nadie se quejó, o al menos yo no.

Desde las 13h de forma puntual los autocares fletados por la organización nos llevan de Zarauz a Guetaria. El camino se deshace después nadando los 3000 metros que dan lugar al primer sector.

La salida femenina tenía lugar a las 14h y 15 minutos más tarde los chicos. Uno de los escollos de el Triatlón de Zarauz es el corte de tiempo en el agua. 1h 15 minutos las chicas y 1h los chicos. Si no nadas en estos tiempos quedas fuera. Es marca de la casa y sin duda un aspecto muy a tener en cuenta si quieres participar (y finalizar) este prueba.

Tras salir del agua, los últimos metros con un oleaje marca de la casa, llega el primer orgasmo para el triatleta…miles de aficionados te están esperando en la salida y te llevan en bolandas hasta boxes, si crees que exagero…vas y lo compruebas!

Ambientazo es poco

La transición larga hasta la bici y más larga hasta empezar a pedalear se hace sin dejar de escuchar el clamor de las gentes de Zarauz y los aficionados, un momento espectacular e incomparable. Después arrancas con la sonrisa puesta los 80 kms de bici, sabiendo que en Aia te espera otro momento duro y espectacular. El famoso “MURO DE AIA” que no es tan muro cuando tienes a los amigos y aficionados animando y regalandote su mejor versión. No quiero narrar este punto, diga l0 que diga me voy a quedar corto así que mejor…lo vives tu un dia (si no lo has hecho ya)

Destacable la presencia de los oficiales durante el circuito en la caza de vampiros chuparruedas. Buen trabajo aunque, por suerte, en Zarauz los tramposos escasean aunque haberlos, los hay.

Tras la subida al camping lo que queda es bastante llano y este año con viento en contra lo que hizo que los cronos fueran algo más lentos en lineas generales. De nuevo en la T2 arrancan los 20kms de la carrera a pie. En realidad, llega tu premio porque a excepción de 6-7 kms donde realmente vas prácticamente solo el resto es una auténtica fiesta con las gentes de Zarauz combinando su tarde en la calle con los ánimos infinitos. Para más inri, este año la organización añadio un bucle en la entrada a meta con una generosa carpa que hacia aún más memorable la experiencia al cruzar la zona y especialmente al entrar a meta. Imposible no hacerlo con una gran sonrisa al margen del crono, del tiempo o de tu clasificación.

Tras ello una zona finisher completa y aderezada por los magníficos voluntarios y si te apetece hasta masaje post competición. Poco más se puede pedir.

La cena del atleta


Por si fuera poco, música, menu de sidreria con el entrecot, la tortilla de bacalao y unas croquetas con vino, refresco e incluso un tanque de sidra para hacer pasar la comida. Y todo ello compartiendo mesa con desconocidos compañeros que te sonríen y te comentan la jugada como si fueras uno más de la cuadrilla. En mi mesa 2 gallegos, un tolosarra y un mallorquín pro y ese mix en todas las mesas. Una antesala perfecta para disfrutar de una noche en Zarauz, pero eso, si no os importa ya me lo guardo para mi. Lo que pasa en Zarauz…queda en Zarauz

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Barcelona, 1975. Padre por devoción, triatléta popular de vocación Fundador y director de triatletasenred.com. Marketing Manager en IRONMAN España Profesor de Ed. Física, licenciado en Comunicación Adiovisual y Máster en edición por la ESCAC.