Desayunos naturales para correr

0

Una de las teorías más recurrentes cuando hablamos de los alimentos que debemos tomar antes de una carrera es la que sitúa la pasta (o arroz) como plato estrella. Y no cabe duda que es muy recomendable aportar a nuestro cuerpo una buena dosis de carbohidratos que complete nuestros depósitos de glucógeno. Pero hay más opciones, sobre todo si hablamos del desayuno.

En realidad, lo que buscamos es un equilibrio entre:

  • Carbohidratos: Nos llenan de combustible el depósito para afrontar bien el ejercicio físico.
  • Proteínas: Nos aportan energía y fuerza.
  • Electrólitos: Para equilibrar los líquidos.

Pero vamos a ver, a efectos prácticos, que alimentos sanos pueden formar nuestros desayunos naturales previos a una carrera:

Carrera corta

Es probable que, si sales por la mañana, más de una vez te haya pasado que no has tenido tiempo de desayunar y has salido a correr sin nada en el estómago. Esta opción tiene sus ventajas y desventajas, pero en todo caso no es este el artículo para debatirlo. Si andas escaso de tiempo, una solución express para no correr del todo en ayunas es tomarte un café y medio plátano. El café te aportará energía y se ha demostrado que ayuda a la resistencia, mientras que el plátano te ayudará a evitar calambres musculares y compensará la pérdida de potasio a través del sudor.

Si tienes tiempo de comer bien, ya sea por la mañana o por la tarde, puedes tomarte varios dátiles o frutos secos, acompañados de una tostada con mantequilla o miel o galletas, y un zumo de naranja natural.

Carrera larga

Si aumentamos los kilómetros y, por lo tanto, la duración de la carrera, es evidente que necesitaremos más combustible, es decir, más electrólitos y carbohidratos. Nuestro cuerpo necesitará por fuerza tener más energía para poder rendir como nosotros queremos. Así pues, antes del ejercicio podemos comer, por ejemplo:

Un panecillo tostado con miel o mermelada; un bol de avena con fresas; un poco de batata; hummus o tahini con galletas saladas, palitos de zanahoria o apio; un pudín con bayas; un bol de cereales con frutos rojos; ensalada de frutas (aunque cuidado con las frutas); o un yogurt.

En todo caso, son muchas las opciones que podemos tomar en consideración cuando vayamos a comer antes de una carrera. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que según que alimentos pueden causarnos importantes molestias estomacales (como aquellos ricos en fibra).

tombandit

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Mataró, 1992. Graduado en Periodismo por la UAB. Atleta popular o algo parecido. Amante de los deportes y de la política. Atletismo y triatlón en vena.