5 claves infalibles para encajar entrenos, trabajo y familia

0

Cuántas veces habremos pensado como encajar entrenos en la rutina del día a día… ¿y si tuviese más tiempo para dedicarle más horas a los entrenamientos? ¿Cuántos cambios habremos hecho para poder cumplir con todas las obligaciones y dejar listo el entrenamiento diario?

Conciliar entrenamientos, trabajo y vida familiar es toda una aventura y, a menudo, un rompecabezas que implica sacrificios. No es fácil, pero hay algunas ideas que nos pueden ayudar:

1.Programar un calendario: 

Todo empieza por organizarnos. Es la manera más fácil para tener todos las reuniones, tareas, eventos, obligaciones (…) programadas y controladas. Tenerlas en cuenta, ordenarlas nos va a permitir una mejor conciliación entre vida laboral, familiar y personal. Es muy importante también que tengamos en cuenta en este calendario el tiempo libre o de descanso, ya que si lo obviamos en el calendario es muy probable que luego no lo cumplamos.

2.Centrarse en una tarea:

Cuando pensamos en las varias tareas que tenemos por hacer solemos optar por hacer dos cosas a la vez. La idea es ir más rápido. Pero lo más probable es que nos equivoquemos con esta opción. Esto solo nos conllevará invertir más horas para terminar cada tarea. Lo importante será priorizar, centrarnos en una en concreto y trabajar para dejarla lista lo antes posible. Y cuando esto suceda… ¡a por lo siguiente!

3.No podemos con todo: Priorizar

Aunque queramos, no siempre podemos hacerlo todo. Fuera lamentaciones. En su lugar, será aconsejable que establezcamos nuestras prioridades y practiquemos en la regla 80/20. Y, ¿en qué consiste? En este sentido, la idea es identificar de dos a tres tareas importantes a hacer en el trabajo o fuera de éste, y centrarnos para realizarlas. Así, la regla consiste en completar satisfactoriamente el 80% del trabajo en el 20% del tiempo.

4.Estrés en el trabajo = estrés en el entrenamiento

Ante esta máxima no podemos escondernos. Es cierto que una semana/jornada/temporada intensa de trabajo a deshoras puede desembocar en una situación de sobre-esfuerzo o, como se conoce en el target del triatlón, sobre-entrenamiento. Esto pasa. Y si padecemos sobre-esfuerzo laboral, nuestro estado físico lo verá afectado. En este punto, compensaremos con entrenamientos suaves para no castigar más el cuerpo.

5.Saber cuando para de trabajar o de entrenar: 

En nuestro planning semanal no debemos olvidar el descanso y los momentos de relax, tanto personal como familiar. Incluso una opción es encontrar ese momento diario en el que apagar el teléfono, dejar de consultar el correo electrónico y preparar la comida o la cena con la familia. Son esos momentos los que nos recargan de energía y nos mantienen centrados y motivados en el siguiente día.

Imagen de portada: trievents.com

 

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Laura Jimenez

Pineda de Mar, 1992. Graduada en Periodismo por la UAB y alumna Máster en Medios, Comunicación y Cultura, por la UAB. De nadadora a triatleta.