Advertisement

¿Sabes entrenar solo? Aprovecha sus ventajas

0

En un post anterior, el redactor Marti López nos hablaba de la importancia del equipo en el triatlón, donde destacaba más los “pros” que los contras de entrenar en grupo. Para crear un poco de debate, en este post, y desde mi punto de vista como entrenadora, también os destacaré los “pros” sobre los “contras”, pero no del entrenamiento en grupo, sino del entreno en soledad.

El triatlón es un deporte individual, aunque en las distancias cortas se permite hacer drafting y hay un componente táctico importante, al final todas las decisiones son individuales. También es cierto que hay clasificación y ranking de clubes (según la puntuación obtenida a partir de la suma de los 3 mejores deportistas); competiciones autonómicas (por puesto en la clasificación); competiciones por equipos (como la copa del rey, donde van los 6-8 triatletas “juntos”); y como excepción, existe la categoría paralímpica TRI-6 donde el protagonista lleva un compañero “guide” en los 3 segmentos.

El entreno en soledad tiene sus beneficios!

A nivel psíquico: Hay una motivación individual de cumplir con la sesión programada y conocer en que nivel de forma se encuentra el triatleta, dependiendo si se puede cumplir con los objetivos marcados o sensaciones individuales.

Ahorro de tiempo: Cada uno tiene sus horarios y huecos para salir a entrenar entre tareas, familia y trabajo. Si se disponen de minutos contados para entrenar, se aprovechan mejor saliendo solo, siempre se ahorran unos minutos entre que quedas, que si uno espera al otro, si hay imprevistos mecánicos, fisiológicos, etc.

A nivel fisiológico: En general, en cada sesión se busca un objetivo de rendimiento concreto y si se tiene la motivación y fuerza de voluntad para salir, es más probable que se cumpla con el entreno programado. Salir con el grupito puede ser muy divertido pero poco eficaz: si te llevan demasiado lento, o demasiado rápido, o puede que vayan haciendo cambios de ritmo no deseados, “sin sentido”. Lo ideal seria entrenar con el reloj, el pulsómetro y/o potenciómetro para controlar bien la sesión y si es variada, no será aburrirda.

CONCLUSIONES
Hemos visto que entrenar en grupo o el entreno en soledad tiene diferentes ventajas e inconvenientes, así que ¡tampoco recomiendo entrenar siempre solo! 
Si eres una persona que le cuesta salir a entrenar, hacerlo con otros compañeros seguramente te beneficiará más que saltarte esas sesiones.
Si te encuentras en el caso de entrenar muchas veces en solitario, te puede ayudar el hecho de contar con el soporte de un entrenador que te especifique, además de las cargas de entrenamiento, las sesiones detalladas para que no sea tan aburridas y no te pienses dos veces si vas a entrenar hoy o no, y el que hacer. De esta manera se puede aprovechar al máximo tu tiempo disponible.
Así que, siempre que puedas cumplir con el entreno programado, házlo, o (lo ideal!) ves acompañado de otro deportista (nadador, ciclista, corredor o triatleta) de tu nivel o superior, que se adapte a tu entreno y te ayude. Y aprovecha las sesiones “libres”, o del principio de temporada, para salir con los compañeros.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Ivet Farriols

Barcelona, 1988. Entrenadora Superior de Triatlón. Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Máster en Rendimiento Deportivo (Tecnificación y Alto Nivel en el Triatlón). Triatleta de élite, amante de la media y larga distancia.