Advertisement

La motivación en pruebas de Larga Distancia

0

¿Qué es la motivación? Para mí, es aquella sensación que nos ayuda, nos sirve y nos empuja a tirar para delante. La motivación es un elemento imprescindible y esencial para la consecución de un éxito, sea cual sea el objetivo final.

Para cualquier carrera que uno haga, éste es un componente muy importante, pero toma especial relevancia en carreras de Larga Distancia (LD) y sobre todo cuando estamos muchas horas compitiendo.

En las competiciones de larga distancia, ya sean triatlones, trails o travesías, nuestro cuerpo pasa por muchas etapas: al principio, solemos encontrarnos bien, con energía, motivados y con buenas sensaciones. Durante el transcurso de la prueba, nuestro estado físico experimenta cambios, normalmente nuestro estado empeora ya que la fatiga pasa factura y es aquí cuando nuestra mente juega un papel crucial en esta partida. En estos momentos, nuestra mente se alimentará de la motivación y será ésta la que definirá el éxito o el fracaso en la prueba.

Según mi experiencia, yo definiría dos clases de motivación distinta: una general y otra específica o a corto plazo.

La motivación general es la que mueve al atleta a plantearse a realizar el desafío que supone una prueba larga distancia. Pueden ser diversas las motivaciones generales: para algunos, el simple hecho de acabar o ser Finisher de una prueba, otros el hecho de participar, y por supuesto mirar de acabar, una carrera en la que lleva años pensando y entrenando para ello, para otros conseguir acabar una carrera en un tiempo concreto ya sea por la marca o para clasificarse para otra carrera. Todos estos son ejemplos de motivaciones generales, que según mi punto de vista, cualquier persona que afronta una prueba de este tipo debe tener antes de ponerse en la línea de salida.

Por otro lado está la motivación específica o a corto plazo, también igual de importante que la general, ya que es la que durante el transcurso de la carrera nos sirve para superar el demonio mental que nos empuja a abandonar cuando las fuerzas flaquean un poco (o mucho). Como he dicho anteriormente, las fuerzas van disminuyendo durante el transcurso de una prueba. Evidentemente, la energía se va agotando, la fatiga aparece y nos cuesta más seguir el ritmo que teníamos cuando estábamos frescos, pueden aparecer dolores pequeños, sobrecargas,… Aquí es cuando debemos fraccionar los objetivos y buscar pequeñas motivaciones para mantener nuestra mente lo más clara posible, espantando los fantasmas del abandono y el fracaso. A esto es a lo que me refiero cuando hablo de motivación a corto plazo. Ver a unos familiares al llegar al avituallamiento, los ánimos del público, repartirse la comida o bebida a lo largo de los kilómetros, que desaparezca un dolor o una rampa que te estaba haciendo la vida imposible, pasar de repente de encontrarte mal a estar bien… y muchos otros ejemplos serían válidos como motivaciones específicas. Estas pequeñas motivaciones son totalmente necesarias cuando las cosas se ponen feas. Gracias a ellas podemos seguir y seguir casi cuantas horas sean necesarias.

Ahora ya sabes cómo afrontar los grandes retos que suponen las carreras larga distancia y que si nos falla alguna de las dos motivaciones prácticamente es imposible obtener el éxito. ¿Os imagináis tener que afrontar 8, 12, 24, 36… o más horas de esfuerzo físico sin tener un objetivo claro y que te empuje a cumplirlo? (Motivación general) Yo creo que no. Por otro lado ¿os imagináis estar sufriendo y saber que por delante os queda una eternidad? ¿Por qué no mejor establecerse un pequeño objetivo al llegar a un punto cercano con el que puedas premiarte y así obtener un estímulo positivo? (Motivación a corto plazo).

Con una buena motivación y entrenamiento ya puedes realizar carreras larga distancia de cualquier tipo. Primero establece o piensa en un objetivo que cumplir y que te motive lo suficiente para tenerlo siempre en la mente. Y segundo, durante la carrera busca pequeños estímulos que te hagan superar las situaciones delicadas. El cuerpo es suficientemente inteligente para saber sobreponerse a situaciones límites casi siempre.

¡Piensa en ello y seguramente obtendrás el resultado esperado!

10e Triathlon Alpe d'Huez - Bannière web ESP - 700x90

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Dani Calvo

Barcelona 1981. Técnico en Emergencias y Entrenador Personal. Apasionado del Run y el Trail Running de larga distancia. Triatleta Popular. "Todo es posible con esfuerzo y sacrificio"