Advertisement

Así se forja un campeón: las claves de Jan Frodeno para asaltar Hawái (Parte I)

0

El vigente campeón del mundo Ironman se abre a nuestros compañeros de 220triathlon y cuenta 10 claves para preparar un triatlón de larga distancia. De momento, te presentamos 5 de ellas.

1. Testar el asfalto

tri-mag.de

“Aunque normalmente corro por caminos o pistas la mayor parte del tiempo, también me aseguro de correr sobre asfalto unas 3 o 4 veces en semana para acostumbrar mi cuerpo a la superficie sobre la que tengo que competir”.

Para ejemplificarlo, Frodeno cuenta una historia sobre los maratonianos kenianos que se levantan a las 4am para correr en su país, en peligrosas carreteras, justamente por la misma razón. Aún y estar rodeados de los mejores senderos, ellos arriesgan su vida para hacer largas sesiones en la superficie sobre la que van a competir, el asfalto.

2. Correr en Girona

“Me mudé a Girona en 2014, y encontré una zona perfecta para el entrenamiento de la larga distancia. Aunque todo el mundo sabe que es idóneo para pedalear sobre la bicicleta, que es increíble, el running es aún mejor. Hay kilómetros y kilómetros de pistas y es perfecto. Es suficientemente duro, a la par que plano para acabar resultando consistente. Además, se trata de un terreno un poco más blando que el asfalto y es mucho más amable para el cuerpo.

3. Estratégias y juegos mentales

“Encuentro útil romper el maratón del Ironman en pequeñas partes. Al principio separo los kilómetros en partes, a partir de la mitad voy reduciendo las partes cada vez más, los segmentos son cada vez más pequeños conforme la prueba se va endureciendo”. Es alentador escuchar que incluso un atleta del calibre de Frodeno, utiliza estrategias mentales para poder avanzar en el maratón.

4. Acabar con una fuerte maratón

El alemán perdió 20 plazas durante el Ironman Frankfurt 2014, debido a los 3 pinchados que sufrió. Frodeno entró cuarto en la T2. Después cayó a la décima posición mientras luchaba contra las rampas en sus cuádriceps e isquiotibiales.

“Quizá empecé a correr un poco eufórico a pesar de que todo el mundo dice que al empezar el maratón de un Ironman tienes que empezar lentamente, me sentí demasiado lento y quise ser agresivo para volver a la carrera. Además iba a ritmo para correr el maratón con 2:40h igualmente”.  Frodeno acabó la media maratón en 1:16 horas y aunque disminuyó su ritmo en la segunda parte llegó tercero detrás de Kienle y Van Lierde.

5. Constancia

“Permanecer sin lesiones ha sido muy importante para mí, especialmente para el Ironman. Además, tengo un fisioterapeuta a tiempo completo trabajando conmigo para estar seguros de que estoy en una óptima condición”.

Frodeno también ha querido destacar que la constancia es importante pero con un entrenamiento dentro de unos límites. No sirve de nada hacer un entrenamiento excesivo para preparar una prueba, si después te deja agotado e incapaz de entrenar a un buen rendimiento los días posteriores. “No es bueno hacer un enorme esfuerzo de 9 horas y después necesitar el resto de la semana para recuperarte, cuando si haces simplemente 7 puedes hacerlo en días alternos” dice Frodeno, que nos ofrece la idea de que un entrenamiento de 7 horas al día de forma alterna es manejable y frecuente.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Núria Guirado

Terrassa, 1992. Graduada en Periodismo por la UAB. Nado entre carreras, pedaleo buscando notícias y corro para contarlas. Apasionada y siempre intentando atrapar montañas.