Masajes precompetición: cuándo, cómo y por qué

0

Se acerca el inicio de la temporada de triatlón y todos vamos afinando las máquinas. Tenemos el calendario definido y no queremos dejar escapar ningún detalle, entre ellos visitar al fisioterapeuta de confianza. Con el nuestro, Fisio Premià, hablamos de los masajes previos a una carrera.

Y es que los fisioterapeutas solemos tener un “overbooking” de visitas la semana antes de… y la semana después de… Ciertamente no existe mucha evidencia científica al respecto del beneficio de hacerse un masaje de descarga precompetición, pero lo que también es verdad es que la sensación de después de dicho tratamiento es la de tener las piernas nuevas y listas para casi cualquier cosa.

Valdría la pena decir, que los masajes de descarga no solo son útiles antes de la competición, sinó también en esas épocas de carga y volumen en las que sentimos que “las piernas no van”.

Los beneficios que se le atribuyen al masaje de descarga son:

  • Relajar la musculatura
  • Eliminar las contracturas generadas por la sobrecarga de uso
  • Eliminar la acumulación de posibles substancias generadas por la fatiga y el entrenamiento
  • Conseguir una “derivación circulatoria” mediante un vaciado venoso y así una mejora del retorno de la sangre no oxigenada a los pulmones para su re-oxigenación
  • Generar sensación de ligereza y descanso, fundamentada en todo lo mencionado anteriormente

Como dije anteriormente, no se sabe a ciencia cierta si este tratamiento mejora el rendimiento o disminuye el riesgo de lesiones, pero lo que está claro es que, por lo todo lo mencionado anteriormente, se genera en el deportista una sensación extra de confianza de cara a la prueba. Se siente mejor preparado, descansado y listo para la “batalla”.

Una de las preguntas habituales suele ser cuándo se debe realizar ese masaje. La respuesta sigue siendo que no hay evidencia científica al respecto que nos oriente, pero si aplicamos el sentido común, nos solemos ir a los 3 o 4 días antes de la prueba. Si por ejemplo la competición es un domingo, lo mejor sería hacerlo un miércoles o jueves. El mismo día y al día siguiente se recomienda descanso. El viernes o sábado una salida suave de activación y el domingo a competir.

Hacer un masaje de descarga uno o dos días antes de la competición puede hacer que el triatleta sienta las piernas “demasiado” relajadas e incluso pesadas durante la prueba, y tener una sensación de falta de “punch”.

Si sospechamos que además de hacer un masaje de descarga, vamos a tener que descontracturar, o tratar de un modo más “intenso” algún tipo de problema, el tratamiento debería hacerse más separado de la competición. Una semana o 10 días antes de la prueba. A menudo, estos tratamientos dejan molestias producidas por el mismo tratamiento, y vale la pena llegar al día “D” libres de incomodidades.

El masaje de descarga debe ser intenso en su justa medida. Si no hay ningún problema y solo buscamos generar todos los beneficios antes comentados, no deberíamos producir dolor mientras lo hacemos. Si quizás pequeñas molestias soportables.

Otra cosa es que nos encontremos ante un masaje descontracturante, que como he comentado anteriormente debe realizarse con más tiempo de antelación. Estos masajes pueden ser más intensos, ya que buscamos en ocasiones eliminar el exceso de tensión muscular, y precisamos maniobrar de manera más profunda e insistente.

En resumen:

  • Masaje de descarga: Intensidad suave-moderada. 3-4 días antes de la competición
  • Masaje descontracturante: Intensidad moderada-elevada, 10-7 días antes de la competición

fv

Fotos: fisiopremia.com

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Miki Martinez Nogales

Premià de Mar, 1981. Fisioterapeuta especializado en fisioterapia deportiva. Docente de punción seca. Triatleta popular. Tres pasiones: mi família, mi profesión y el deporte. "... whatever you do, you have to keep moving forward."