Patada de crol: propulsión o estabilización del triatleta

0

Los nadadores de élite pueden alcanzar un 10 – 15% de propulsión gracias al batido de pies, pero ¿deben los triatletas “esforzarse” en batir al máximo? Quizá mejor “preservar” ese gasto y economizar,  para lo que está por venir. Esto es lo que nos cuentan nuestros compañeros de todoresistencia.

Los triatletas populares a causa de sus características (mayor masa muscular en piernas, necesidad de economizar energía, mantener las piernas para las otras disciplinas…), no deben de buscar una patada propulsiva, sino equilibrante.

Lo que debemos tener claro es que buscamos un batido que sea efectivo para las caracterísiticas de nuestro deporte. Vamos a ver ahora con más detenimiento cómo de ser ese batido:

¿Qué significa una patada efectiva para triatletas?

El hecho de que no sea propulsiva no quiere decir que sea efectiva, de hecho la mayoría de los triatletas no llevan una patada ni propulsiva ni efectiva.

  • Debemos elevar las piernas para darle una buena posición al cuerpo.
  • Debe conducir la rotación del cuerpo, evitando tijeras.
  • Debe minimizar su consumo de energía
  • Debe oponer el mínimo de resistencia

Todo esto hará que disminuya la fuerza de arrastre con lo que mejorará la velocidad.

¿Cómo conseguir una patada efectiva?

Veamos a continuación algunas de las claves para conseguir ese “batido efectivo”:

Batir desde la cadera

Flexionar la rodilla es la causa principal de que se hundan los pies, lo que genera gran cantidad de fuerza de arrastre. Esto se enfatiza en los triatletas, debido a la transferencia negativa hacia la natación de movimientos de la carrera y la bici. La rodilla debe doblarse ligeramente, pero de forma relajada. Lo mejor es pensar en una patada con pierna extendida, la flexión vendrá de manera natural.

Contraer ligeramente los glúteos ayudan a identificar una patada que salga desde la cadera.

Flexión plantar de tobillos

Los dedos de los pies deben mirar atrás, no abajo, para evitar perder velocidad y una fuerza perjudicial para el desplazamiento. Los tobillos se hundirán unos 30 cm y el talón romperá en el ascenso ligeramente la superficie del agua.

Dedos de los pies ligeramente hacia adentro

Así aumentaremos el arrastre de agua. Un buen ejercicio es batir rozando intencionadamente los dedos gordos del pie.

Mejorar la flexibilidad del tobillo

Los triatletas tenemos los tobillos muy rígidos a causa de la carrera a pie y la bici. Debemos mejorar la flexibilidad de estos para tener una patada más eficiente y así evitar las fuerzas de resistencia de un tobillo rígido.

Sin embargo, es necesario tener un equilibrio pues un tobillo muy laxo (como el de un nadador) es más inestable y puede ser más propenso a lesiones en carrera.

Para mejorar la flexibilidad podemos sentarnos sobre nuestros tobillos o bien entrenar con aletas.

Sincronización

Este es el aspecto menos importante y en el que, a no ser que observemos que se hace mal, debemos de dejar que se realice de manera natural.

En el momento que la mano entra en el agua, el pie contrario debe patear. En la patada de dos tiempos por ciclo de brazadas, no habrá patadas intermedias, como ocurre en la patada de 4 o 6 tiempos.

El batido de 2 tiempos es quizá el que más conviene a los triatletas, pues es el que más economiza la energía, reservando los 6 tiempos para momentos puntuales donde necesitemos velocidad o energía extra (elevar la cabeza, pasar una boya…).

Eliminar la patada en tijera

Apertura grande de piernas cuando el nadador respira. Este es un error muy común y muy perjudicial, pues incrementa mucho la fuerza de arrastre, frenando el movimiento. Esta es una reacción natural e inconsciente del nadador para mantener el equilibrio en el agua.

Una brazada excesívamente larga es una de las causas que provocan esta tijera, pues provoca puntos muertos, descensos de velocidad que dificultan mantener el equilibrio en el agua.

Simplemente aumentando la frecuencia de brazada, evitando puntos muertos de velocidad, eliminaremos esta patada perjudicial. Otra causa muy común es la introducción de la mano no en línea con la proyección del hombro. Si meto la mano de manera cruzada, las piernas para compensar ese desequilibrio del cuerpo, va a efectuar una tijera hacia el lado contrario.

Al margen de mejorar lo  anterior, también nos vale nadar rozando los pulgares o imaginar que vamos por un túnel estrecho, por un agujero por el que hemos de pasar.

En conclusión 

Cuando hablamos de profesionales o alto nivel, no cabe duda que debemos trabajar una patada propulsiva incluso de 6 tiempos, pero hablando del triatleta popular, normalmente nadadores medios con grandes errores técnicos, debemos centrarnos en que esta patada no nos perjudique. Mantener los pies y cadera elevados, buscar una posición de equilibrio y desplanzarnos con el menor coste energético y de la manera más efectiva posible. Bien es sabido que en los últimos metros es conveniente aumentar nuestro ciclo de patada para ir activando la musculatura del tren  inferior de cara a la transición.

hvbkjrjgr

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Proyecto informativo y formativo del diario SPORT realizado por y para el triatleta popular. Especial atención al triatlón, swim, ciclismo y travesías