5 preguntas típicas sobre el uso del potenciómetro en triatlón

0

Si bien en ciclismo el  potenciómetro lleva mucho tiempo instaurado entre los gadgets de amateurs y profesionales, en triatlón es una herramienta relativamente nueva. Estas son las preguntas más habituales entre nosotros los triatletas.

¿Es útil el potenciómetro?

Esta pregunta es muy habitual entre los triatletas, pero nunca entre los ciclistas….¿Será que los ciclistas tienen unas bicis distintas? ¿Será que ellos se gastan el dinero sin pensar en la utilidad de los artículos?

¿O acaso será que debido a sus muchas horas de vuelo en bici conocen la utilidad de un potenciómetro? En lineas generales la utilidad de este aparato junto a una buena interpretación de los datos está más que demostrada y, como pretendían las irónicas preguntas, los ciclistas nos sacan muchos kilómetros de ventaja en su aplicación.

¿Por qué son tan caros?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que los medidores de potencia en triatlón (ciclismo) han evolucionado en los últimos años, que varias marcas de primera fila se han subido al carro, y consecuentemente…Podemos encontrar potenciómetros de gran calidad a partir de solo 600€ .Con este argumento ya podemos olvidar la excusa que los potenciómetros son caros, que valen casi 2.000€ y que solo los utilizan los ciclistas profesionales.

¿Qué cambia en mis entrenamientos de bici si uso el medidor de potencia?

A diferencia de la natación y la carrera a pie, cuando estamos encima de la bici es imposible guiarnos por el ritmo. El motivo es muy sencillo, llámale desnivel, llámale viento, llámale factores externos que nos influyen en nuestra marcha.

En la piscina tenemos todas la variables controladas y podemos establecer un ritmo concreto para entrenar, mientras que en la carretera tenemos ciertas variables que no podemos controlar y que afectan a nuestro ritmo (Faria IE. Energy expenditure, aerodynamics and medical problems in cycling: an update. Sports Med 1992)

Así pues, debemos descartar la velocidad como medida de control de nuestra esfuerzo sobre la bicicleta. Otro punto a favor de los medidores de potencia en triatlón.

¿Cómo podemos controlar que estamos trabajando a la intensidad correcta encima de la bici? ( la pregunta clave) 

Una posibilidad es utilizar un pulsómetro, ya que este dispositivo no tiene en cuenta el perfil y el viento y nos da información precisa sobre “nuestro” esfuerzo.

Recomiendo trabajar antes con un puslómetro que con un cuentakilómetros, ya que encima de la bicicleta lo que debemos controlar es que no estemos trabajando a una intensidad demasiado elevada ya que entonces podemos llevarnos la visita de nuestros amigos Sra. Pájara y Sr. Mazo.

¿Cuáles son entonces los inconvenientes?

Subjetividad

Un pulsómetro no tiene en cuenta el perfil del terreno ni las condiciones climatológicas, pero sí que tiene en cuenta nuestro estado físico. Es decir, que si estamos nerviosos porque hemos tenido un mal día en el trabajo, hemos discutido con la família, o incluso nos hemos tomado más café de la cuenta, todas estas circunstancias falsean los valores del pulsómetro. (Jason W., Molé P. 1998, Effects of caffeine on blood pressure, heart rate, and forearm blood flow during dynamic leg exercise)

Decalaje

Todos los estudio demuestran que el corazón necesita un mínimo de 40 segundos para estabilizar las pulsaciones en el momento de tener un cambio ntoable de intensidad. Es decir, que si estamos en los momentos iniciales de un puerto, o bien tenemos un repechón en la carrera, o incluso si hay un cambio de ritmo inesperado, no podemos utilizar el pulsómetro para controlar estas situaciones ya que tendríamos que esperar unos 50’’ o 60’’ para poder obtener unos datos fiables. (Baldari C., Videira M. 2005. Blood lactate removal during recovery at various intensities below the individual anaerobic threshold in triathletes. Journal of Sports Medicine and Physical Fitness)

En cambio, un potenciómetro nos ofrece la solución a los problemas anteriores, y esto es lo que desea cualquier deportista que está encima de una bicicleta: soluciones !

Un potenciómetro es totalmente objetivo ya que calcula la potencia que ejercemos en el momento de pedalear (ya sea disponiendo de las galgas extensiométricas en el pedal, o en la biela o en cualquier otra parte de la bicicleta).

La potencia es la cantidad de trabajo que estamos realizando para poder vencer las resistencias a nuestro avance con nuestra bicicleta.

Un potenciómetro nos ofrece la información de manera immedaita, por lo que solucionamos un problema importante de los pulsómetros: el decalaje.

Gracias a disponer de un medido de potencia y de haber realizado un test para conocer nuestros valores máximos, podemos controlar en todo momento si estamos trabajando a la intensidad adecuada (expresada en vatios) e incluso en los cambios de ritmo inesperados, en los distintos perfiles de un puerto o incluso en el momento de tener que batallar contra las ráfagas de viento, en todas estas situaciones podemos controlar nuestro desgaste y de esta manera obtener dos grandes resultados:

1.- Mejorar nuestro rendimiento

2.- Disfrutar en los entrenamientos

¿Y tú? ¿que piensas de los potenciómetros? ¿añadirías alguna pregunta más? ¿estás de acuerdo en las respuestas?

Aplicación del medidor de potencia al entrenamiento

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Ricard Perez

Científico Deportivo, colaborador de equipos y ciclistas UCI ProTour.