Advertisement

¿Sabías que la psicología puede prevenir y curar lesiones?

0

Psicología y triatlón van ampliamente unidos, no solo en cuanto a la preparación mental necesaria para afrontar distintos entrenos y pruebas, sino también en el papel que factores como el estrés afectan prevención, ocurrencia y rehabilitación de lesiones.

Para que se produzca una lesión entran en juego muchos elementos, a parte de los físicos y propios de la actividad: algunos rasgos de personalidad, creencias y niveles elevados de estrés hacen que unas personas se lesionen con más frecuencia que otras.

Cuando nos estresamos sufrimos una serie de alteraciones en casi todas nuestras actividades: sobreactivación física y fisiológica, dificultando la flexibilidad, la coordinación y apareciendo movimientos incontrolados, deterioro el sistema inmunológico y alteración de la percepción del dolor. Además estamos poco centrados en la tarea, olvidando básicos como el calentamiento, la alimentación y el sueño. Al bajar la concentración, afecta también a la toma de decisiones, provocando mayores descuidos y asumiendo más riesgos.

Por eso es importante conocernos e identificar cuándo estamos pasando por momentos de ansiedad o estrés, y más importante aún es darnos cuenta si nos está afectando y ponerse manos a la obra para solucionarlo. Por ejemplo, pedir ayuda a un profesional para que nos ayude a afrontar de manera más positiva esta etapa; Y, también, saber combinarlo con el triatlón de la mejor manera posible utilizando técnicas de relajación, solución de problemas, gestión del tiempo, manejo de emociones, etc. Lo que nos ayudará a prevenir lesiones no deseadas.

Y… ¿cómo puede ayudar la psicología en la rehabilitación de lesiones?

Como hemos dicho antes, una lesión puede producirse por múltiples razones, pero sea cual sea el motivo y tipo de lesión, desde la psicología podemos contribuir a una mejor recuperación. ¿Cómo?

Desde la adherencia al tratamiento, favoreciendo que pongamos todos los medios necesarios, ya que muchas veces no acudimos a un fisioterapeuta pensando que “ya marchará solo” o cuando empezamos a encontrarnos bien dejamos de ir o dejamos de hacer lo prescrito (ya sea tomar medicación, hacer ejercicios, estiramientos, seguir una pauta, etc).

Por otro lado, la psicología nos ayudará a manejar la frustración y autocontrol, manejar las expectativas y desarrollar una visión más positiva. Nuestra actitud determina en gran medida los resultados, ya que actuaremos de un modo u otro, pondremos más energía, tendremos una mentalidad más abierta y capaz de buscar más alternativas, etc.

Además, no todo en la vida es deporte y cuando nos ofuscamos pensando en que no podremos entrenar o competir, decae el estado de ánimo y contagiamos a todo lo que nos rodea, estando de mal humor o más irritables en el trabajo, familia, amigos, etc

Y no sólo eso, también quiero destacar que hay técnicas psicológicas como el biofeedback, hipnosis, relajación y visualización que pueden ayudar directamente a mejorar la lesión, ayudando a controlar el dolor, aprendiendo a controlar y precisar movimientos, disminuir tensión muscular y mejorar la oxigenación.

Algunos estudios sobre estrés y lesiones deportivas

Olmedilla, Ortega, Abenza y Boladeras, 2011. Lesiones deportivas y psicología. Cuadernos de psicología del deporte, Vol 11(1)

Abenza, Olmedilla, Ortega, Ato y García-Mas, 2010. Análisis de la relación entre el estado de ánimo y las conductas de adherencia en deportistas lesionados. Anales de psicología, vol. 26(1)

Ortín, Garcés de los Fayos, Olmedilla, 2010. Influencia de los factores psicológicos en las lesiones deportivas. Papeles del psicólogo, Vol. 31(3)

Artículos relacionados

El triatlón y las lesiones (I)

El triatlón y las lesiones (II)

Estrés, lesiones deportivas y recuperación

hbfhbjfbhjtv

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Raquel del Águila

Raquel del Águila, 1986. Licenciada en psicología por la UAB y coach especializada en deporte. Monitora deportiva y triatleta de media y larga distancia.