Trucos interesantes para ciclistas curiosos

1

Esas dudas y problemas que surgen de vez en cuando al coger la bici. Pues este post tiene el objetivo de hacernos la vida más fácil. Unos cuantos trucos de ciclismo que nos vendrán muy bien seguro. ¡Toma nota!

1. Quitar el sabor de plástico a las bolsas y/o bidones para la bebida

Este truco lo tengo todavía en el laboratorio de Dexter, así que tu propio aporte en comentarios (abajo del artículo o en redes sociales) servirá para elegir cual es la mejor solución. Yo mientras tanto sigo trabajando en ello. El problema es que para cada prueba tengo que volver a coger un envase totalmente nuevo, lo que no me resulta sencillo.
La solución de añadirle anís, brandy, güisqui, o cualquier otro saborizante fuerte no es válida, ya que lo único que hace es enmascarar el sabor, y lo que buscamos realmente es eliminarlo.

Solución 1:

  • Lavar la bolsa o bidón con agua muy caliente y echarle jabón líquido y bicarbonato.
  • Una vez bien lavado y enjuagado, se introduce limpio y sin tapón en el frigorífico.
  • Al día siguiente no debería haber rastro del sabor ni olor.

Solución 2:

  • Lavarlo con agua y detergente, enjuagarlo.
  • Mezclar dentro del vaso sal gruesa con vinagre y dejarlo tapado durante un par de horas.
  • Volverlo a lavar.

Solución 3:

  • Colocarle agua tibia hasta el borde con dos cucharadas de bicarbonato de sodio dejar toda la noche y al otro día enjuagar bien.

2. El sudor me empaña las gafas y/o me cae sobre los ojos

Recuerdo que hace unos años estaba muy de moda eso de ponerse una cinta de tenista alrededor de la cabeza. Hasta la fecha era lo único que conocía para evitar que me cayera el sudor en la cara. El advenimiento de los cascos ha dejado en desuso lo que hasta la fecha era el único remedio que conocía para mi problema.

En tiendas de deportes todavía hay para jugar al tenis (desconozco si tienen utilidad en algún deporte más). El principal problema de las cintas es que se empapan. Una vez saturadas de sudor también dan problemas, por no hablar de cuando haces una parada para reponer energías con los amigos y te la tienes que quitar. Luego no hay quien se ponga “esa cosa” toda llena de sudor.

He estado buscando una solución más efectiva y creo que la solución es una cinta de silicona que se llama GUTR. Se trata de una banda con una canal a modo de colector del sudor que cae por la frente. Dicha canal lleva al mismo hacia la parte lateral, donde es eliminado por gravedad. Yo lo llevo probando unos meses y funciona de maravilla. También se lo he visto a algún jugador de fútbol.

Como consejo final, debo decir que es importante lavarla nada más llegar a casa. El sudor es muy corrosivo y las estropeará rápidamente si no le damos ciertos cuidados.

3. Cómo cuidar la ropa para que dure y haga su función correctamente

Los actuales tejido usados para confeccionar ropa de ciclismo suelen estar basados en elastanos: Lycra y CoolMax. Ambas fibras son sensacionales para evacuar el sudor de la piel y mantenernos frescos en verano y cálidos en invierno. El truco para que duren es lavarlos a mano, no usar lejía y secarlos a la sombra.

Pero hay un truco que la mayoría de la gente no sabe: los elastanos son muy vulnerable al cloruro sódico (sal común), uno de los componentes principales del sudor. Si queremos que la prenda nos dure, es muy importante que cada vez que la usemos la lavemos o le demos un simple enjuague en agua. El enjuague eliminará los restos de sal que ha dejado el sudor, y la prenda nos durará muchos años.

4. Cómo elegir la badana del culotte

Dentro de los trucos de ciclismo, el correspondiente a la elección de la badana es con diferencia el elemento más importante de la equipación del ciclista. Va ubicada en el culotte, y su misión principal es proteger de rozaduras y fricciones la zona del perineo del ciclista.
Las modernas badanas suelen estar hechas con tejido de CoolMax y rellenas de gel, lo cual las hace ideales para amortiguar los golpecitos que transmite el sillín hacia la vertical, así como evitar que se formen germenes en forma de bacterias.
Por este motivo es el culotte la prenda más importante de la indumentaria ciclista, la que más cuesta económicamente hablando y obviamente donde más debemos fijarnos a la hora de invertir nuestro dinero.

Por este motivo, el culotte ha de estar bien seleccionado. A continuación os doy unos criterios generales para elegirla:

  • Tejido y composición: Es importante elegir el tipo de tejido adecuado para la estación donde lo vayamos a usar. Los hay de invierno y verano, pero algunas marcas hacen compuestos de entretiempo muy válidos para cualquier época siempre que el clima no sea extremo.
  • Longitud: Los hay cortos, medios, piratas y largos. Esto ya es cuestión de gustos, practicidad o idoneidad de la ruta o temporada en la que nos encontremos.
    A mí personalmente no me gustan los piratas, ya que si hace frío, para qué llevar todo el gemelo a la intemperie. Si hace frío, uno largo, si hace calor uno corto. Si hace tiempo cambiante, uno corto con unas perneras de quita y pon.
  • Talla: Importantísimo, el culotte debe quedar suficientemente ceñido, nunca suelto, ya que de ese modo la badana no quedará fija, y tendremos la sensación de que nos caemos de la bicicleta. Tenemos que asegurarnos que la badana no se mueve al pedalear y nos provoque heridas. Tampoco deben ser tan pequeños que nos opriman el vientre. El buen juicio y el sentido común serán nuestras mejores armas a la hora de efectuar la elección. Un último consejo a la hora de hacer la elección: el culotte se lleva siempre sólo, directamente sobre el cuerpo. Sin ningún tipo de prenda interior. Esto es igualmente válidos para mujeres, hombre, niños y niñas.
  • Composición de la Badana: Es el apartado más importante del culotte, el tipo y composición de badana determinan su calidad, dentro de las badanas podemos encontrar badanas: de baja densidad, de alta densidad, de gel, de gel con carbón activado, ergonómicas de gel y tejido transpirable antibacterias. Las mejores de todas son las últimas, con gel y fabricadas en tejido con fibra CoolMax.
    Dentro de las badanas, cada tipo conlleva un coste y un precio. Al final la inversión es de fácil retorno pues no será necesaria ni una sola molestia para acordarse del dinero mal invertido con un badana barata.
    Debo reiterar que la badana es el elemento más caro así que es buena idea que antes de descartar de tu elección ese culotte tan caro que parece muy similar al otro que tienes de oferta, revises el interior, toques el material y sobre todo lo pruebes a conciencia. De esa decisión dependerá gran parte de la comodidad de las pedaladas que puedas dar en una larga y buena temporada.
    El precio de un culotte de badana normal a uno de badana de calidad, puede oscilar entre un 50% o hasta un 100% (aunque en la mayoría de las ocasiones por otros factores no relacionados con la badana). Mientras que un culotte de badana de alta densidad o gel pueden rondar los 50 euros, un culotte con una badana excepcional puede rondar los 75 o hasta los 100 euros.
  • Tirantes: Algunos llevan tirantes (generalmente los masculinos) y dentro de éstos, los hay con rejilla o sin rejilla para favorecer la transpirabilidad.
    Algunos ciclistas prefieren con, otros sin. Es cuestión de gustos, aunque hay algunas prácticas deportivas como el spinning en las que son más aconsejables sin tirantes.
    No hay un criterio definido que nos haga pensar que son mejor alguna de las dos clases. Para gustos los colores.

5. Usar las gafas de sol en cada momento

Yo personalmente me hacía un lío a la hora de elegir el color de las lentes en cada momento. Las hay polarizadas, amarillas, anaranjadas, transparentes.
Aquí te voy a dar algunos criterios muy sencillos a seguir:

  • Cristales polarizados para días de fuerte sol.
  • Cristales amarillos o anaranjados para días nublados.
  • Cristales transparentes para días extremadamente nublados o para circular por la noche.

jjgj

Fuente: Blog Buen Pedaleo

jdgjjf

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Proyecto informativo y formativo del diario SPORT realizado por y para el triatleta popular. Especial atención al triatlón, swim, ciclismo y travesías