Una fórmula de éxito: Tres décadas de Zarauzko Triatloia

0

Por muchas razones el Zarauzko Triatloia agota dorsales en tiempo récord edición tras edición. Especialmente los últimos años. Algunas de estas razones son evidentes, pero hay otras menos visibles. Hoy hablamos de los intangibles de esta prueba.

Organización con sello local

No es condición sine qua non y no siempre se cumple, pero sí es cierto que muchas de las grandes pruebas tienen detrás un grupo humano muy arrelado al territorio. En el caso que nos ocupa el Zarauzko Triatloia Elkartea coge las riendas de la cita en 2005 y la prueba da un salto de calidad: en servicios, en número de participantes, en difusión…

Cada año numerosos miembros del club se vuelcan en la prueba, ya sea repartiendo dorsales, dando botellas en avituallamientos o controlando cruces de carretera. Si no, ahí esta el ejemplo de Joseba Iriondo, que incluso ha cogido el micro en más de una ocasión.

Un símbolo deportivo 

Tanto es el potencial de la prueba que hace tiempo que es visto por las instituciones como un emblema del territorio. Y esto no es cualquier tontería. Si quieres ir superándote año tras año, solo lo conseguirás si trabajas de la mano con las federaciones, ayuntamientos y demás instituciones oficiales. Y en Guipúzcoa el trabajo se hace al unísono.

Y en este trabajo conjunto también destacan los patrocinadores, una rama fundamental del árbol. Además, con un cóctel muy efectivo formado por empresas del mismo territorio, como Gesalaga, El Diario Vasco, Kutxabank, Conservas Campos y Udaberri Gsport; y por marcas internacionales de mucho prestigio como 2XU, Powerade y Gold Nutrition (ésta última debuta).

Una comida para compartir

Y no hace falta compartir precisamente lo que tenemos en el plato, que también. Una de las actividades estrella del Zarauzko Triatloia es la cena post carrera que se organiza cada año. Qué mejor forma de compartir experiencias y comentar la jugada que alrededor de una mesa, con comida típica de la zona. Amigos + nuevos compañeros + comida + bebida + buen rollo. ¡No se puede fallar!

Los niños, a la fiesta

Porque toda la familia debe compartir esta aventura, nuestros hijos también deben unirse a la fiesta. El domingo por la mañana será su turno, con deporte de por medio y prácticamente el mismo ambiente que el día anterior. El Triatloi Txiki es la mejor manera de agradecerles su compañía y, ya de paso, inculcarles los valores del deporte. Y los adultos, aunque sea con agujetas y falta de sueño, a aplaudirles como se merecen.

“Guárdate la fecha para el próximo año”

Una frase así, o parecida, es la que se repiten los triatletas cada año, una vez terminada la prueba. “Vas a flipar”, “No hay nada igual”, “Vete preparando”. El boca a boca en Zarautz funciona muy bien y, en parte, contribuye también a explicar el éxito de la carrera.

Así pues, éstas son algunas de las razones que explican el éxito del Zarauzko Triatloia. Fuerte y motivada, la carrera cumple 31 años de edad con muy buena salud. Y lo que queda. ¡Sean bienvenidos!

jdcnr

Fotos: Sergio Nievas

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Mataró, 1992. Graduado en Periodismo por la UAB. Atleta popular o algo parecido. Amante de los deportes y de la política. Atletismo y triatlón en vena.