Yo disfruto del triatlón, ¿y tú?

0

En el triatlón, o disfrutas o estás muerto. Quizás llevo poco tiempo en el triatlón, pero suficiente para ver la importancia de disfrutar de todos los pequeños momentos que nos regala éste deporte sin presiones ni agobios. Disfruto del triatlón.

Los triatletas amateurs practicamos triatlón porqué nos gusta hacer deporte y es fundamental no perder nunca el motivo por el cual nos metimos en esto. Está claro que para conseguir los pequeños retos que nos marcamos individualmente tenemos que entrenar duro. No podemos hacer un triatlón de media o larga distancia sin el suficiente volumen de kilómetros en las piernas.

Pero más allá de las series en las pistas de atletismo, de los cambios de potencia en las carreteras empinadas o de las largas sesiones de entrenamiento bajo el agua, es importante no dejar de disfrutar. Sino, de nada nos servirá todo el trabajo que hayamos hecho.

No somos profesionales y tenemos que combinar nuestra pasión con el trabajo y la familia. Le sacamos horas al sueño, dejamos de hacer cosas (quedar con los amigos, salir de fiesta…) para poder estar suficientemente descansados para entrenar y machacarnos al máximo. Pero nunca deberíamos hacerlo sin perder la sonrisa.

No te agobies si ya no estás con los de delante, o si un día no te salen las series que querías. Haz tus entremos y carreras a tu ritmo. Aprieta los dientes sabiendo que si no estás con los primeros no pasa nada, con la mente clara vas a mejorar seguro. Éste es el auténtico entrenamiento invisible. Nuestro planteamiento anímico ante los entrenamientos y las competiciones van a marcar nuestro resultado final.

Creo que es muy interesante practicar alguno de los tres deportes con gente cercana a ti pero que no realice el volumen tan alto que puedas hacer tú. No pasa nada si sales periódicamente a trotar con tu pareja, o coges la bici acompañado de tu hermano o de un amigo que no sea triatleta. Disfruta del running y de la bici sin el agobio de lo que marca el reloj o el cuentakilómetros.

No pasa nada si un día corremos a 6 minutos el kilómetro, o si nuestra velocidad media en bicicleta es más baja de lo habitual. Estamos bombeando y alimentando a nuestro mejor músculo: la mente.

Disfruta de otra manera. Márcate nuevos retos, aunque no sean pura y exclusivamente de triatlón. Existen carreras por parejas muy divertidas y carrera de obstáculos dónde te puedes machacar de otra manera, sin fijarte en lo que marca tu reloj. O apúntate al triatlon tourism. Es el momento ideal para combinar triatlón con un poco de turismo. Ya conoces de memoria las carreras que se realizan cerca de tu localidad.

Inscríbete a pruebas que tengas que coger el coche o el avión. Combinar deporte y turismo es de lo más placentero que hay y descubres nuevas zonas y pruebas con más interés. Tu familia también te lo agradecerá. Aunque si acabas roto de la carrera y no tienes fuerzas para salir a pasear tendrás un gran problema familiar. Si disfrutas del triatlón y no olvidas otras cosas de la vida seguro que tus marcas mejorarán.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Marti Lopez

Argentona (BCN), 1978. Gestor cultural, licenciado en Periodismo. Triatleta popular y amante de las letras. Narrador de aventuras TRI con toques de humor.