Anna Flaquer: “Mi prioridad es el ahora, corregir detalles para mejorar”

0

La triatleta catalana cierra una primera parte de la temporada con la 9a plaza en el Campeonato de España de Triatlón Sprint y un doblete en el Santander Triathlon Series Tarragona. 

 La prueba de fuego


La de Tarragona era “la excusa para hacer un triatlón olímpico antes del Campeonato de España del mes de septiembre”, que tendrá lugar en Valencia. El reto que se propuso Anna Flaquer era doble, “ya que a la media hora de terminar el olímpico daban la salida a la prueba super-sprint”; en la que tomó parte para “ver como reaccionaba mi cuerpo”.

Llegó a meta en primera posición en ambas modalidades. Pese a las temperaturas máximas que tuvieron que soportar, Anna Flaquer recuerda que tuvo “muy buenas sensaciones”. El objetivo principal, ahora, es Valencia, por el que enfoca sus esfuerzos y sobre el que ha trabajado toda la temporada.

A lo largo de estos últimos años, Flaquer ha ido escalando posiciones, consiguiendo podios muy logrados, aunque también se le han resistido pequeños detalles. “Pienso que a nivel nacional estoy bien posicionada, pero aún me queda demostrar que puedo estar delante más a menudo”.

Mi principal objetivo ahora es “mejorar y superar pequeños obstáculos que a día de hoy aún se me resisten“. Me cuesta mirar a largo plazo teniendo estos retos por superar. Pienso que esto compensada en los tres deportes, pero en pruebas de mucho nivel o en Copas de Europa y del Mundo hay detalles como las salidas o las subidas a la bici que debo mejorar. En las transiciones he perdido grupos de bici. Es el plus que debo donar”, asegura.

La continuidad


Una de las máximas de la triatleta catalana es que “en triatlón, la experiencia y los años también te ayudan a llegar mejor; no solo el trabajo de una temporada”, asegura. Y añade: “Cada detalle es importante. Voy mejorando, pienso que tengo una buena progresión, pero de forma lenta”.

Por mala suerte, cada año – año y medio “he tenido lesiones que me han impedido seguir la evolución de esa temporada”. Sin  ir más lejos, desde diciembre pasado hasta mayo ha estado lesionada. “Han sido prácticamente cuatro meses sin poder correr y ahora no tengo molestias, aunque noto la falta de volumen de entrenamiento de esos meses”.

En estas largas semanas sin poder tener continuidad en la carrera a pie, la triatleta ha suplido las sesiones con el ejercicio en la elíptica y aprovechó “para dar un punto más al ciclismo y a la natación” y sobre todo, “me conciencié de la importancia del gimnasio para fortalecer mis músculos y para prevenir lesiones”.

La gestión de los nervios


“Tenemos objetivos, sub-objetivos y competiciones que nos tomamos como entrenamientos de calidad”. Aunque la joven triatleta desprende adrenalina y le gusta competir, asegura que estos últimos días son necesarios “para oxigenarse y coger fuerzas y seguridad para pruebas importantes”. El cambio de chip de estos días se nota, sobre todo, antes de competir, ya que los nervios disminuyen.

Cada deportista es diferente. Los momentos previos, por tanto, se viven de forma distinta. “Hay triatletas que asimilan, gestionan y transmiten los nervios de una manera u otra”. Personalmente, comenta Flaquer, “he tenido que trabajar mucho este tema. Puedes estar muy bien preparado, pero por el simple hecho de no saber gestionar los nervios puedes perder la competición”. Ahora bien, la triatleta asegura que “de nervios siempre se deben tener. La cuestión es que éstos te den fuerzas, en vez de quitártelas.

Esto le pasó en la Copa del Mundo de Madrid de este año: “Calenté y tuve buenas sensaciones, pero durante los cinco minutos previos a la salida empecé a temblar. Estaba exhausta. No me lo podía creer, ya que la semana anterior había competido bien”.

Foto: Luisa HB

Los nervios… ya se sabe. “Cuando mayor es el nivel, mayor es la tensión a la que nos sometemos.  Ves a tus rivales y te empequeñeces. Si realmente esta situación se repite y no sabes cómo gestionarla, lo mejor es acudir a profesionales”, afirma la triatleta. Algunas de las herramientas y terapias más recomendadas pasan por “los psicólogos deportivos o los  coachs. Son de gran ayuda”, comenta Flaquer, quien ha optado por estas vías para enfocar mejor este aspecto invisible que atañe al triatleta.

Su papel como entrenadora


Como unas de las líderes de su club, el Fasttriattlon, Flaquer desempeña una labor de formación. Para la joven triatleta “es una experiencia brutal”. Sea lo que sea que estudie o lo que acabe haciendo, sé que quiero seguir entrenando a gente. No sólo me gusta aportar lo que yo sé y he vivido, sino que tanto los más adultos como los cadetes me enseñan cosas: que cada persona es diferente, que cada uno necesita unas formas de tratarse que otras… Me enriquece”, apunta.

Girando los papeles… Anna Flaquer también es alumna. Su mayor maestro en este deporte es su actual pareja, el también triatleta internacional Albert Parreño. La guía casi desde que ella se inició en el deporte de las tres disciplinas. “Sabemos separar el papel del trabajo de la vida personal”, afirma rotundamente.

Habla de él desde la admiración: “Si no hubiese tenido una persona como él que ha confiado en mí en todo momento, que me ha dado todo su apoyo continuamente y una oportunidad tras otra… no hubiese llegado donde estoy ahora”. Alabando el papel del entrenador, comenta: El atleta es quien llega a meta, pero quien te ha hecho llegar hasta allí, quien ha conseguido que no tiraras la toalla, quien te ha hecho coger ese punto de fuerza es tu entrenador. Es quien te sabe guiar y sabe adaptarse a los cambios o contratiempos”.

Los hombres de Anna Flaquer


Tanto en natación, cuando era su mundo, como ahora en triatlón, Flaquer reconoce que ha estado rodeada mayoritariamente de compañeros. Y cree fervientemente que esto le ha hecho ser quien es: “Por mi forma de ser, me encuentro cómoda así. He aprendido mucho de ellos. No tienen excusas, tienen claro qué hacen y por qué lo hacen y su actitud es determinante”.


Anna Flaquer cumple cuatro años como triatleta, después que hiciera el salto desde la natación, deporte que la vio crecer. Ahora estudia, trabaja y entrena y compite como triatleta a nivel profesional: “Es difícil llevarlo todo, requiere mucho sacrificio”, pero, sobre todo, “estoy orgullosa de poderlo llevarlo todo día a día”.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Laura Jimenez

Pineda de Mar, 1992. Graduada en Periodismo por la UAB y alumna Máster en Medios, Comunicación y Cultura, por la UAB. De nadadora a triatleta.