Entrevistamos a Carles Aguilar finisher de la IDM

0
Esta semana en triATLETAS en RED entrevistamos al embajador del infierno y finisher de la Isostar Desert Maraton, Carles Aguilar

La primera pregunta es obligada, que se siente al pasar de entrevistador a entrevistado?

Es una situación atípica precisamente porque en mi labor profesional como periodista radiofónico llevo realizando entrevistas más de 25 años y en todo este tiempo ya tengo asumido que soy yo el que pregunta. De todos modos no me encuentro demasiado fuera de lugar.

Como llegaste al mundo del running?

Mi etapa como corredor, lamentablemente, empezó algo tarde en mi vida, aunque desde ese instante he intentado recuperar al máximo el tiempo “perdido”. En mi primera juventud era una persona deportista pero nunca me plantee el hecho de correr como actividad cotidiana. Básicamente me gustaba ir al gimnasio y debido a mi fascinación por las artes marciales y la filosofía oriental acabé por apuntarme a Taekwondo y estuve asistiendo a las clases periódicamente durante un par de años (Mi habitación estaba presidida, además de por posters de David Bowie, T. Rex, Iggy Pop, etc., por la espectacular foto en tamaño gigante de Bruce Lee en “Operación Dragon.) .

Luego lo dejé (por aquel entonces tenía unos 20 años.) y me centré en mi profesión radiofónica alejándome del deporte como práctica habitual. Y así estuve un larguísimo período . En el año 2000 empecé a correr de forma instintiva sin que hubiera una razón concreta que me impulsará a ello y así, poco a poco, me fui enganchando de forma irreversible hasta el día de hoy. Recuerdo que, en octubre de ese mismo año, ya hice mi primera carrera de 10 km. y desde entonces ha sido un no parar continuo.

Practicas algún otro deporte complementario?

Los primeros años como runner me limitaba únicamente a correr sin demasiado criterio, simplemente salía a correr cuando me apetecía sin mayor problema. Poco a poco me fui “educando “en el mundo de running y fui adquiriendo la costumbre, que mantengo hasta el día de hoy, de practicar otras disciplinas deportivas que complementan mi actividad deportiva de base que sigue siendo el running.

Una semana tipo  de mis entrenos incluye, desde hace algunos años, un par de sesiones de ciclismo, básicamente MTB, algo de Road Bike en verano y spinning en invierno, un par se sesiones de natación en piscina y un par de días de tonificación en el gimnasio y, excepto cuando estoy preparando alguna competición, período en el que llego a correr incluso 5 ó 6 días a la semana, habitualmente corro 4 días semanales de forma alterna.

Hace tan solo unos días has sido elegido embajador del infierno por Isostar.

Para mí ha sido una experiencia realmente espectacular que me ha permitido vivir intensamente un reto extremo de estas características conjugando mi faceta de periodista con la de runner. No me había planteado el hecho de correr el Isostar Desert Marathon en su versión de 114 km. Para mí era algo inalcanzable. Sinceramente pensaba, y sigo pensando, que aún no estaba suficientemente preparado. Pero todo el proceso que puso en marcha Isostar con el tema de los “Embajadores del Infierno” y los diferentes vídeos que teníamos que auto realizar para mostrar nuestra propia visión de los entrenos previos y nuestra experiencia camino del IDM,  me inyectaron tal dosis de motivación que finalmente decidí inscribirme en el IDM de 114 km. Aprovecho para agradecer a Isostar el haberme brindado la posibilidad de vivir esta experiencia única antes, durante y después del IDM. Y por supuesto a todos los atletas e internautas que me han seguido a través de Isostar, de las redes sociales y de mi Blog, por todo el apoyo que me brindaron para permitirme ser el vencedor de la fase previa por votación popular como “Embajador del Infierno”.

Como ya sabéis, finalmente, conseguí acabar la prueba y ser Finisher del IDM 2012 no sin antes sufrir como nunca lo había hecho y ser consciente de todo lo que el cuerpo humano es capaz de resistir cuando se persigue un objetivo. Sin duda, para mí, hay un antes y un después del Isostar Desert Marathon en mi vida como runner.

Crees que las marcas apoyan lo suficiente a los atletas amateurs?

De un tiempo a esta parte he observado que se está produciendo un cambio conceptual en este sentido. No hay que olvidar que los atletas populares somos el mayor porcentaje de potenciales clientes y consumidores de todas las marcas que ofrecen sus productos y servicios para el mundo del deporte. Las marcas no podrían subsistir sí únicamente centran todos sus esfuerzos en los atletas profesionales y mucho menos en los tiempos de crisis que nos ha tocado vivir ya que en general el poder adquisitivo desciendo por momentos. Por eso precisamente parece que hay una evolución de muchas firmas comerciales hacia el atleta popular facilitando el acceso a algunos de esos productos o servicios con la intención de que sirva como plataforma de promoción y divulgación de sus catálogos de productos o servicios y esa tendencia creo que va al alza, además es beneficiosa para ambas partes y no supone ningún tipo de desembolso económico por parte de las empresas, algo que, en estos momentos, sería bastante complicado. Creo que en general aún estamos lejos de un nivel aceptable pero insisto en que algo se ha mejorado en este sentido.

Qué crees que te ha aportado el mundo del ultra running?

 Mi experiencia dentro del mundo de la ultra distancia es relativamente reciente. De hecho hace apenas un año que decidí iniciar este viaje sin retorno. Y creo que, además, supone una evolución lógica en mi trayectoria como corredor. He pasado por todos los niveles: 10 km, medias maratones, maratones, montaña. Y también por las inevitables fases en las que tu única prioridad es arañar minutos o segundos al cronómetro. Con el tiempo me he ido dando cuenta de que, aun reconociendo la enorme satisfacción que produce el conseguir tu mejor marca personal en determinada distancia, no hay nada comparable a correr disfrutando de una sensación completa de libertad, sin depender de un cronómetro ni de una competitividad obsesiva. Correr siguiendo tus propias sensaciones y buscando cada vez más ese contacto con el entorno, con la naturaleza y teniendo como objetivo prioritario poder correr durante más tiempo y más lejos cada vez sin importar la velocidad o el ritmo e interiorizando tus pensamientos y creciendo como corredor y como ser humano La ultra distancia me ha atrapado y soy consciente de que va a ser muy difícil que pueda escapar. He de comentar que no me planteo la ultra distancia con un espíritu competitivo, de hecho creo que voy a restringir al máximo las competiciones en las que participe a nivel “oficial”. Mi idea de la ultra distancia se basa más en la forma vivir y experimentar en los entrenos a nivel personal y, en todo caso, planificar mis propios retos en función de mis propias sensaciones y de aquello que realmente me motive. Incluso, en vistas a esa proyección de mi propia filosofía, he desarrollado un sistema de entrenamiento personal orientado hacia la ultra distancia y adaptado a mi propio criterio que he bautizado como Xtrem Running Tracks y que quienes estén interesados pueden seguir en mi Blog o en la página  de Facebook ya que es un sistema que puede utilizar todo aquel que comulgue con estos principios.

Que le dirías a los que opinan que el deporte de ultra distancia no es saludable.

Les diría que como todo en la vida hay que mantener un equilibrio. En todo caso un punto esencial es hacerse una vez al año un prueba de esfuerzo, electrocardiograma y eco cardiograma. Por otra parte, el hecho de ser corredor de ultra distancia implica que, en general, los ritmos de carrera sean algo más lentos por lo que, a nivel cardiovascular, no hay tanta intensidad como en distancias más cortas.

Aunque médicamente hablando es difícil establecer unos parámetros mínimos que garanticen los requerimientos necesarios para soportar ese esfuerzo extremo. Cuando un corredor decide enfrentarse a la ultra distancia se supone que tiene ya adquirida una base física potente que le permite afrontar con ciertas garantías ese objetivo. Pero hay que significar los aspectos más relevantes de este tipo de pruebas. Al ser distancias mucho más largas y, debido básicamente al cansancio acumulado, se provoca en los músculos una fatiga importante, estos no responden de forma adecuada  a nuestra demanda  y la consecuencia directa es mayor facilidad para que los músculos y tendones sean más susceptibles a una lesión.

Por otra parte, hay que prestar especial atención al tema de la deshidratación y el golpe de calor, sin olvidar las consecuencias del frio y los problemas con la altura, dependiendo del lugar y recorrido de determinades pruebas.

Respecto de las posibles consecuencias a nivel cardíaco cuando se realiza un esfuerzo físico de grandes dimensiones, se habla de una posible disfunción del ventrículo izquierdo, de cambios morfológicos en el músculo cardíaco, etc. Aunque parece que estos cambios acostumbran a revertirse al poco tiempo después de realizar el esfuerzo y que el corazón, generalmente, vuelve a su funcionamiento normal. En todo caso, insisto en el control periódico anual para prevenir posibles riesgos sin olvidar que la ultra distancia requiere una preparación adecuada e inteligente tanto a nivel físico como mental y no quiero dejar de lado, aspecto muy importante, el observar una alimentación lo más completa y equilibrada posible.

Algún nuevo proyecto en mente?

De momento estoy muy satisfecho con lo que he conseguido este año, para mí ha sido increíble. He sido Finisher en las tres grandes pruebas en las que he participado: El Transmaresme BTT (80 km – 2.800 m desnivel), Ultra Trail Barcelona (73 km – 3.100 m desnivel) y recientemente el Isostar Desert Marathon (114 km – 1000 m desnivel).

Aún no me planteo ningún reto inminente pero en todo caso sea cual sea el que finalmente decida me mantendré fiel a la filosofía Finisher que, para quién aun no lo tenga muy claro, consiste en mantener el deseo y la fuerza de voluntad para conseguir terminar aquello que se empieza. De llegar hasta el final aunque parezca algo prácticamente imposible. De seguir adelante cuando otros ya han decidido tirar la toalla. Significa levantarte cuando te hayas caído, continuar adelante porque sabes que si te detienes sabes que ya no podrás seguir.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Proyecto informativo y formativo del diario SPORT realizado por y para el triatleta popular. Especial atención al triatlón, swim, ciclismo y travesías