José Manuel Fernández: ilusión, compromiso y perseverancia

0

Pocos mejor que él conocen la realidad del paratriatlón español, modalidad que aún sigue estando injustamente subestimado. Y no será porque no haya atletas, como José Manuel Fernández, que llevan años luchando por sus derechos a golpe de resultados. Dos veces diploma olímpico en Atlanta 1996 y doble medallista en Sídney 2000, el granadino vuelve a las andadas superados los 40 años con una nueva ilusión: los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Pocos le ganan en ilusión, y aún menos en pasión y compromiso. Escuchándole, a uno le dan ganas de remangarse y alzar la voz.

Tu dilatada trayectoria deportiva te ha llevado a competir en todo tipo de pruebas. ¿Cuál es la lección principal que extraes?

Hacer deporte diariamente y competir al máximo nivel me ha enseñado a no rendirme ante nada. Soy una persona que desde pequeño he tenido que afrontar muchos contratiempos, pero considero que tengo la capacidad y paciencia de afrontar casi cualquier cosa.

Tras tus positivas experiencias olímpicas en Atlanta y Sídney, decides ahora abrir tu segunda etapa paralímpica con Tokio en el horizonte. ¿Por qué esta nueva aventura?

Decidí abandonar la alta competición porque no consideraba ético que los deportistas con discapacidad que estábamos compitiendo a nivel internacional no percibiéramos ningún tipo de remuneración económica por nuestro trabajo. Pero este año Antonio Tejada, principal responsable del Proyecto Granada Paralímpica, se puso en contacto conmigo para animarme a formar parte de la iniciativa.  Se sorprendió que aún estuviera en activo y me animó a seguir compitiendo.

En tu experiencia olímpica chocaste con puertas giratorias e instituciones cerradas. ¿Qué te sorprendió de todo ello?

Que los gestores del deporte municipal, autonómico y nacional no supieran valorar a los deportistas paralímpicos. En multitud de ocasiones me he enfrentado a deportistas profesionales de otros países. A menudo me pregunto dónde habría llegado si me hubiese podido dedicar profesionalmente al deporte ya que abandoné la alta competición a los 27 años, y consiguiendo medallas internacionales.

En lo que llevamos de año te has proclamado campeón de España de duatlón MD y subcampeón de Europa de duatlón, entre otros títulos. ¿Crees que está subiendo el nivel del paratriatlón nacional?

Sí que lo creo, pero también creo que está subiendo el nivel fuera de España, y que como no se apueste seriamente por los paratriatletas españoles iremos quedándonos atrás.

¿Por dónde pasan tus próximos objetivos de esta temporada?

He cumplido mis principales objetivos de la temporada, con excepción del Campeonato de España de paratriatlón (septiembre) y mi participación en el Desafío Doñana, que haré en relevos con otros dos paratriatletas. Además, me he planteado conseguir esponsorización o ayuda económica de nuestras instituciones para este nuevo ciclo olímpico. Para competir en los Juegos hay que formar parte del ranking mundial, y esto solo es posible si se participa en Series Mundiales de todo el mundo.

Además, cuentas con una amplia experiencia como entrenador de natación y atletismo de deportistas con discapacidad.

Sí, y siempre me gusta transmitir una idea: que sencillamente, los límites están en la mente, no en el cuerpo.

¿Cómo percibes que está evolucionando la práctica deportiva entre los deportistas con discapacidad?

Gracias a la tecnología,ahora las personas con discapacidad podemos realizar muchas actividades deportivas que hace unos años nos resultaban muy difícil de practicar (senderismo en silla, ciclismo…). Es muy importante que los profesionales del deporte tengan una buena formación y encuentren empleos estables y bien remunerados.

Te has prodigado en pruebas realizadas por toda Andalucía, donde se realiza un trabajo importante desde las instituciones. 

Tienen buena voluntad, pero en general creo que les falta entender que los paratriatletas también somos élite. Competimos por todo el mundo representando a nuestro país y las becas tendrían que ser iguales con las percibidas por los triatletas sin discapacidad. Es una suerte tener a tanto paratriatletas andaluces de nivel internacional.

Por mi experiencia, he podido ver cómo los países más desarrollados becan a sus paratriatletas. Esta temporada llevo gastados 5.000€ en gastos, desde licencias e inscripciones hasta alojamiento. Y todo ha salido de mi trabajo como maestro, que a veces me ha impedido asistir a algún campeonato.

Eres miembro activo del pionero proyecto Granada Paralímpica. ¿Con qué objetivos nace la iniciativa?

Conseguir que el nombre de Granada llegue a todos los rincones de nuestro planeta. Y también conseguir que todos los deportistas que formamos parte de él cumplamos nuestro sueño de practicar deporte de alta competición en las mejores condiciones posibles.

¿Cuándo llegará el momento de parar?

Cuando la salud no me permita seguir.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Mataró, 1992. Graduado en Periodismo por la UAB. Atleta popular o algo parecido. Amante de los deportes y de la política. Atletismo y triatlón en vena.