El lado más sincero de Pablo Dapena

0

Sincero, directo y humilde. Así es Pablo Dapena, además de ser un gran triatleta que se ha forjado a base de experiencias, constancia y pasión por este deporte. El gallego analiza con detalle la temporada pasada, llena de contrastes, y plantea los objetivos para el 2017.

2016, un año de contrastes

De hecho, a principios del año pasado, Pablo Dapena pasó por una pequeña intervención quirúrgica de hernia inguinal. “Fue un principio complicado” ya que, nada más salir de la operación y al empezar las sesiones de carrera a pie, al gallego le sorprendieron unos dolores inesperados “en la parte posterior de la pierna que me obligaban a volver a parar. Fueron casi dos semanas sin correr”. Esto le supuso una desmotivación, ya que “me plantaba en Marzo sin apenas haber entrenado”.

Pero… dicen que lo importante no es cómo empieza, sino como acaba… Y aún quedaba mucha temporada. Cerró la persiana con el triunfo de los triatlones de Media Distancia de Buelna y de Guadalajara y, con sólo una semana de diferencia, sumó un 3º puesto en el Campeonato de España distancia Olímpica. “Con el nivel que había, creo que fue algo que si me lo preguntan allá por el mes de Febrero, totalmente desmotivado, me hubieran alegrado el día gris en el que vivía”.

📷 Facebook Pablo Dapena

Pablo Dapena es sincero: “La valoración de la temporada pasada, sin duda, fue un aprendizaje personal, tanto a nivel físico (saber qué es lo que me conviene más) como a nivel psicológico”.

WTS Cozumel

Si hubo una carrera que le marcó fue la final de las World Triathlon Series de Cozumel. El triatleta gallego acudía a esa gran cita con un objetivo muy claro: Nada más que “ayudar al máximo a Mario en el segmento ciclista para dar caza, o al menos, minimizar la desventaja con los Brownlee en la lucha por el mundial”.

La competición fue complicada y dura des del primer minuto, con una natación penalizada porque tuvo que salir “des de la esquina izquierda del pontón”. Hacia la primera boya tenía que trazar “una diagonal, mientras que para los mejores dorsales era simplemente una recta… Ese tramo se antojaba complicado”.

El gallego puso su garra para alcanzar el primer grupo tras la transición. “El ritmo era vertiginoso, alocado, todo el mundo iba enfilado y yo…sin haber tenido esa sensación de agonía durante todo el año iba sufriendo como el que más. Poco a poco iba remontando posiciones para escalar hasta la parte delantera para cumplir mi función, dejarme el cuerpo y alma para ayudar a Mario, pero no fue así”.

La carrera se truncó para el gallego cuando, de repente, “el alemán Steffan Justus, a la salida de un giro, se cortó del grupo de delante y nos dejó a mí y a 8 triatletas más totalmente fuera de carrera. A 300m había un nuevo giro de 180º, donde el grupo se ralentizó, llegué con todo lo que tenía, pero al arrancar de nuevo, el látigo que se produjo me obligó a darme por vencido”. Sin duda, un final nada esperado para Pablo Dapena, quién había soñado con cumplir su misión.

Nueva temporada, nuevos horizontes

Pero la nueva temporada está “a la vuelta de la esquina”, como dice el gallego, y toca pensar en ella. “Los objetivos pasan por entrenar un poco más enfocado hacia la media distancia, pero tratando de ser competitivo a nivel nacional en distancia Sprint y Olímpica.” Dapena recuerda que “el año pasado me fue bien, así que trataremos de seguir por el mismo camino, incluso si se puede mejorarlos”.

De hecho, los entrenamientos de este inicio de temporada están en marcha. Dapena está concentrado en Lanzarote junto a su grupo. “Estar rodeado de grandes triatletas como es el caso de Javi Gómez Noya, Crisanto Grajales o Vicente Hernández te obliga a dar lo mejor de ti durante todas las sesiones. Sobre todo ahora, en esta época invernal, donde los triatlones parecen que están más lejos de lo que pensamos”.

📷 Ángel Sevillano

Lanzarote, paraíso para entrenar

Estas concentraciones le ayudan a prepararse a nivel físico, a “ser un poco más profesional, cuidando detalles que parecen tonterías. También a respetar descansos y a entrenar usando algo más la cabeza y no guiándome sólo por las sensaciones”. Pero a nivel personal son algo más. “Desde el primer día que tuve la suerte de compartir un entreno con Javi Gómez Noya me sentí muy afortunado. Afortunado de poder compartir el día a día con una leyenda del deporte y en mi caso, con mi ídolo”. ¿Qué más se puede pedir?

Inicio de temporada

Si todo va según lo previsto, “empezaré en el Campeonato de España de Duatlón Contrarreloj por equipos, ayudando al Fluvial de Lugo a conseguir la mejor clasificación posible”. Tras realizar algún duatlón individual por Galicia, “me centraré en el primer plato fuerte de la temporada: el Triatlón de Orihuela (antiguo Arenales, de media distancia)”. Eso sí, el gallego del Cidade Lugo Fluvial está muy  orgulloso de su club: “Estoy totalmente encantado del equipo y del buen ambiente que hemos creado. Somos un ejemplo en toda España. Ojalá el club pueda alcanzar los objetivos que se ha planteado para esta temporada en las diferentes categorías”. Sería el mejor tributo para el recién fallecido presidente.

Un año más, Pablo Dapena tiene la confianza de sus patrocinadores, a los que les agradece su esfuerzo y confianza. “He creado un vínculo muy estrecho con mis sponsors, al margen de la relación profesional existente entre ambas partes. Son ya varios años los que llevan apoyándome y no me han abandonado en los momentos complicados de lesiones ni de operaciones. Les debo mucho”.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Laura Jimenez

Pineda de Mar, 1992. Graduada en Periodismo por la UAB y alumna Máster en Medios, Comunicación y Cultura, por la UAB. De nadadora a triatleta.