Corto pero intenso: necesidades nutricionales para la distancia sprint

0

Habitualmente los dietistas – nutricionistas deportivos enfocan sus recomendaciones a los triatletas que se enfrentan a larga distancia. ¿Pero tenéis necesidades especiales aquellos que hacéis corta distancia? Nuestra especialista Laia Gómez, de Alimmenta, nos da las claves.

Dice la teoría que si si se realiza ejercicio durante menos de 90 minutos solo es necesario realizar una hidratación a base de agua. Así que, para un triatlón sprint, con solo agua sería suficiente. Efectivamente, a nivel de salud estarás cubierto y podrás terminar tu triatlón. Pero en una competición vamos más allá que solo cubrir necesidades, hay que dar el máximo de uno mismo.

Así que, por qué no, incorporar alguna ayuda extra. Está comprobado que el simple hecho de tomar algo dulce (con o sin calorías) incrementa el rendimiento, y si además introducimos azúcar añadimos energía.

Hay dos momentos en que puedes plantearte añadir un pequeño extra:

  • Al salir del agua, lo agradecerás mucho si sales del mar. Puedes tomar en la T1 o al inicio de la bici un gel o simplemente un pequeño sorbo de gel o una pequeña gominola. Esto te ayudará a quitarte el sabor salado del mar y, aunque sea en parte psicológico, sentir que recuperas energías para encarar lo que queda.
  • Otro momento adecuado para la ingesta de alimento es en la T2 o al iniciar la carrera. Aquí puedes consumir un gel o terminarte el que habías empezado antes. De esta manera darás a tu cuerpo un último empujón para poder correr con todas las energías.

Pero nunca debes olvidar la hidratación, consumas o no algún suplemento debes hidratarte a lo largo de la competición. Aprovecha la bici: es el mejor momento, no pierdes tiempo y tu estómago está estable, con lo que toleras bien el consumo de líquidos. Bebe mínimo medio bidón o uno entero.

Dicho esto, te propongo otra modalidad para introducir azúcares: rellena este bidón de bebida isotónica, de esta manera te hidratas y consumes azúcares con lo que puedes olvidarte de los geles en las transiciones.

Estos son consejos muy sencillos que pueden ayudarte a sacar el mayor rendimiento a tu cuerpo, mejorar sensaciones y quizás mejorar tiempos.

En estas líneas nos hemos centrado en la competición, pero no debes olvidar que lo realmente importante y lo que marcará la diferencia este día es cómo comes en tu día a día. Qué comes antes, durante y después de cada entrenamiento.

Recuerda realizar siempre mínimo 5 comidas al día, basa tu dieta en alimentos de origen vegetal como las frutas, verduras, frutos secos, legumbres y cereales integrales. En las comidas principales no elimines los carbohidratos y evita los alimentos superfluos como la bollería, snacks o procesados.

¡Cuidando tu alimentación ganas en salud y rendimiento!

Laia Gómez   Dietista-Nutricionista Nº Col: CAT000523

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Proyecto informativo y formativo del diario SPORT realizado por y para el triatleta popular. Especial atención al triatlón, swim, ciclismo y travesías