¿Debemos los triatletas contar las calorías?

0

A día de hoy, cada vez son más las técnicas y los dispositivos que existen para medir datos acerca de la salud y el deporte. Por ello, hay más gente que nunca que cuenta las calorías en cada comida para alcanzar objetivos de salud o de bienestar. Pero nos planteamos si es necesario que el triatleta, deportista que entrena (por lo menos) tres disciplinas, se centre en contar las calorías que hay en cada plato. Nos ayudamos de la opinión de dos expertas en nutrición, Andre Bekker y Courtney Benedict.

Mayor seguridad

nutricion ironmanPara Benedict, seguir el método habitual de controlar o contar las calorías de los platos que vamos a ingerir es una buena forma para obtener una visión clara de las áreas que pueden estar afectando la capacidad de un atleta para realizar al máximo de su capacidad. Para ella es muy importante tener claro lo que comemos, de qué forma nos alimentamos antes de un entrenamiento y, además, conocer la calidad de los productos.

Hay situaciones en las que Benedict aconseja utilizar gadgets que contabilicen las calorías. Por ejemplo, cuando un atleta lucha por no perder peso y/o por no ganarlo, mientras sigue entrenando. Ahí será recomendable hacer seguimiento durante unas semanas. Son muchos los triatletas (por no decir la mayoría) que desconocen la cantidad de calorías que ingieren durante un día.

Pero, a diferencia de Benedict, la visión de Bekker pasa por utilizar otros métodos para analizar el rendimiento y/o la comida. Sostiene que, para la mayoría de triatletas, el acto o necesidad de contar las calorías no es demasiado positivo. Su argumento tiene como base que: “Comer adecuadamente y estar sano es necesario, pero contar calorías aumenta el estrés mental de un atleta y no hay valor científico probado detrás de él”.

Números que acaban en obsesión

e535c-triatleta-nutricionLlevar a cabo esta práctica contiene una serie de riesgos que Bekker destaca y que se pueden englobar bajo el concepto de la Obsesión. Por ello, la misma nutricionista aconseja a todos los triatletas preocupados con estos datos que se centren en utilizar las calorías para mejorar en aquellos aspectos “simples y más básicos del triatlón”.

Su recomendación es la de dejar de centrarse en buscar todas las respuestas a través de dietas de moda, dejar de hacer ecuaciones y puzzles con los alimentos, y, en su alternativa, apuesta por buscar un entrenamiento inteligente y fortalecer el poder de la mente. Una de sus explicaciones: “Estamos rodeados de personas que tratan de tomar atajos o discutir cosas que son tan avanzadas como incomprensibles, o simplemente son imposibles”.

Así que, el punto básico de su enfoque es que el aspecto esencial que todo triatleta debe tener es el fuerte enfoque mental, guiado por las decisiones de mantener un cierto equilibrio, dejar de lado la obsesión alimentaria y aprender a comer de forma intuitiva”.

Ahora más que nunca, la tecnología ha dado un plus de seguridad y de confort al triatleta. Ya no se sabe entrenar sin gagdets que, a su vez, se diseñan para llevar una cantidad de datos al plan de entrenamiento de cada un. Pero, en este sentido, la pregunta que se hace Bekker es si dejaremos de lado el instinto natural, el de nuestro cuerpo, para adaptarnos a todo una combinación de números que nos rodean todo el día.

playitas resort

Si ponemos los puntos sobre las íes, sobre todo, si lo miramos desde una visión más científica, nos daremos cuenta de que no podemos medir con exactitud “el gasto de calorías sin mediciones sofisticadas hechas en el laboratorio y además éstas incluso varían”, comenta Bekker. Otro de los motivos que nos impide conseguir una medición exacta es que no “podemos confiar en los datos de calorías de alimentos porque distintos factores (naturales) pueden contribuir a la composición calórica de cada alimento: el clima, la vida útil…” La información registrada en las etiquetas, además, se suma a las inexactitudes y pueden proporcionar al atleta información engañosa.

En definitiva, el recuento de calorías puede convertirse., con mucha probabilidad, en una verdadera obsesión que, a largo plazo, puede llevar a generar trastornos alimentarios que se deben evitar. El kit de la cuestión, por muy obvio que parezca, está en que debemos conocer a nuestro cuerpo y, de esta forma, averiguar a base de pruebas (ensayo-error) los alimentos que mejor nos sientan y que más energía o más nos nutren en cada momento. En definitiva, ser capaz de comer bien sin tener que contar calorías todo el tiempo.

Herramientas que ayudan al rendimiento

Contar las calorías puede ayudar a guiar al atleta a través del entrenamiento, tal como lo hacen los números de nuestros dispositivos gps y medidores de potencia. Si se usa en ocasiones puntuales, para obtener un análisis cuantitativo sobre el rendimiento y el progreso, puede ser útil, pero es importante no olvidar la importancia de trabajar la fuerza mental y la confianza, aspectos que forman parte del progreso real.

Foto: tumejorfisico.com

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Laura Jimenez

Pineda de Mar, 1992. Graduada en Periodismo por la UAB y alumna Máster en Medios, Comunicación y Cultura, por la UAB. De nadadora a triatleta.